El espíritu transformador

La misión Corazón Adentro ha beneficiado a millones de venezolanos. Se constituyó bajo el principio de que, a través del arte, también se realiza la transformación social

 

Autor:

René Tamayo León

CARACAS.— El Día del Instructor de Arte, que se celebra en Cuba los 18 de febrero, también tuvo su espacio en Venezuela, donde decenas de jóvenes de la Brigada José Martí son integrantes de la colaboración cubana para la misión Cultura Corazón Adentro.

Trabajo comunitario, atención a personas con discapacidades, talleres de creación para niños, jóvenes, ancianos; acciones artísticas propias... son parte de su cotidianidad.

Junto a experimentados profesores y artistas de la Isla, cooperan en el propósito de la política de la Revolución bolivariana de crear espacios creativos y potenciar al máximo la cultura local y popular, y conocer la historia.

La misión Corazón Adentro ha beneficiado a millones de venezolanos. Se constituyó bajo el principio de que, a través del arte, también se realiza la transformación social.

Ariadna Padrón García, representante nacional de la Brigada de Instructores de Arte José Martí en Venezuela, indicó que el movimiento labora en escuelas, liceos, comunidades y los cerros —las zonas más humildes de este país—, donde imparten talleres de apreciación-creación en danza, música, artes plásticas, teatro, literatura.

El propósito es desarrollar habilidades que permitan el crecimiento personal de los beneficiarios, así como que estos se integren a la programación artística de las comunidades y realicen presentaciones en espacios más amplios de legitimación cultural.

 

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.