Determinantes los jóvenes en un mundo en quiebra

Secretariado General de la OCLAE exige definitiva liberación de los Cinco

Autor:

Yailé Balloqui Bonzón

Sobre el papel preponderante que juegan las nuevas generaciones y la necesidad de trabajar unidos en aras de solventar los problemas que hoy acarrea la humanidad, versó la Declaración Final emanada de la reunión del Secretariado General de la Organización Continental Latinoamericana y Caribeña de Estudiantes (OCLAE), que durante tres días sesionó en La Habana.

«Este mundo, tal como lo conocemos, se quiebra», así se inicia el texto, el cual insta a los más de cien millones de estudiantes latinoamericanos que nuclea la OCLAE, a trabajar juntos y organizados hacia la definitiva liberación de nuestros pueblos.

Reynier Limonta, secretario general de la organización, tuvo a su cargo la lectura de la Declaración Final, la cual —explicó— fue previamente consensuada entre los más de 40 delegados de 17 países que participaron en la cita.

Para Antonio, Gerardo, Fernando y Ramón los dirigentes estudiantiles exigieron al Gobierno de Estados Unidos la libertad definitiva, y para René la posibilidad de que regrese a su Patria luego de haber cumplido, hace ya algunos meses, 13 años de injusta condena, pero ahora bajo «libertad supervisada».

Las crisis económicas que hoy agobian a buena parte de este planeta, dañando con énfasis a aquellos que años atrás creían contar el poder mercantilista mundial, no hacen más que reafirmar la necesidad de cambiar este sistema, señala el texto.

«Los pueblos lo saben, y fiel reflejo de esto son las luchas que se han despertado en estos países, como es el caso de los indignados y Occupy Wall Street, movimientos con los que nos solidarizamos y llamamos a los pueblos europeos a apoyarlos».

Los dirigentes estudiantiles latinoamericanos también mostraron su irreversible apoyo al papel integrador y articulador de los movimientos estudiantiles de Chile y Colombia, que luchan por una educación justa y gratuita, al tiempo que rechazaron los continuos intentos de criminalizar la movilización social.

El reclamo de la independencia para Puerto Rico, y la definitiva devolución de las islas Malvinas al hermano pueblo argentino por parte del Gobierno británico, formaron parte de la Declaración Final de la reunión.

Un fructífero debate se suscitó durante el encuentro, que contó con la participación del ministro de Educación Superior, Miguel Díaz-Canel, quien reconoció que los estudiantes son la fuerza más renovadora y amplia con que cuentan los pueblos.

Asimismo pasó revista a la historia de la Educación Superior en Cuba, la cual —recordó— antes del triunfo revolucionario de 1959 contaba con solo tres universidades en todo el país, y solo respondía a los intereses de la burguesía de entonces, vendida a los designios de Estados Unidos.

Hoy —apuntó Díaz-Canel— existen en Cuba 68 instituciones de nivel superior en las que están matriculados más de 351 000 estudiantes.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.