Valencia vive nueva jornada de multitudinarias protestas

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, rehúye críticas contra represión a estudiantes

Autor:

Juventud Rebelde

MADRID, febrero 21.— Miles de personas tomaron nuevamente este martes las calles de la ciudad española de Valencia, en protesta por los recortes presupuestarios en educación y la represión policial contra estudiantes que reivindican una enseñanza pública de calidad.

Alumnos, padres y maestros marcharon durante más de cinco horas por el centro de esa urbe, capital de la comunidad autónoma del mismo nombre, un día después de las brutales cargas policiales que terminaron con más de una veintena de colegiales detenidos, reportó PL.

Las escenas de violencia de la víspera, con agentes antidisturbios golpeando con sus porras o arrastrando por el suelo a jóvenes manifestantes, algunos de ellos con sus rostros ensangrentados, provocaron airadas críticas de la sociedad española.

También desató reproches de líderes políticos, quienes pidieron la comparecencia urgente en el Congreso de los Diputados (Cámara baja) del ministro español del Interior, Jorge Fernández, para que explique la desproporcionada reacción de las fuerzas del orden.

En solidaridad con los estudiantes de esa región autonómica, esta noche hubo concentraciones en Madrid, Barcelona, Sevilla, Almería, Málaga, Benidorm, Alicante, Cáceres, Granada, Tarragona o Palma de Mallorca.

Interpelado por la oposición socialista, el ministro del Interior, Jorge  Fernández Díaz, admitió que «algunos excesos» pudieron haber sido cometidos y anunció que se explicaría sobre la actuación de las fuerzas de seguridad ante  una comisión parlamentaria, apuntó AFP.

La delegada Paula Sánchez anunció que se abrió un expediente interno para determinar los hechos, luego de que medios de comunicación revelaran que un jefe policial llamó «enemigo» a los estudiantes y otro realizó amenazas frente a las cámaras de televisión, dijo Notimex.

Sin embargo, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, interrogado este martes en Londres sobre los incidentes de los últimos días en Valencia, rehuyó las críticas hechas a su administración por la actuación de los antidisturbios frente a las protestas de jóvenes inermes.

En rueda de prensa junto al primer ministro británico, David Cameron, el jefe del Ejecutivo ibérico y líder del conservador Partido Popular (PP) se limitó a pedir serenidad a sus compatriotas, para que no se repitan acontecimientos como los vividos en los últimos días, reseñó PL.

Sindicatos, asociaciones de estudiantes y partidos políticos de la oposición demandaron la dimisión de la delegada del gobierno central en la Comunidad Valenciana, Paula Sánchez de León, quien defendió el proceder policial.

Solicitaron además el cese inmediato del jefe superior de la Policía Nacional de Valencia, Antonio Moreno, por calificar de enemigos a los estudiantes, en su mayoría menores de edad.

Distante unos 360 kilómetros de Madrid, la capital valenciana es foco desde el pasado miércoles de manifestaciones de alumnos del Instituto de Educación Secundaria Lluís Vives.

Los jóvenes, convocados por redes sociales, protestan contra los recortes en la educación pública decretados por el gobierno regional, también encarnado por el oficialista PP.

Las autoridades de la Comunidad Valenciana, una de las regiones más endeudadas de España, anunciaron a principios de año un plan de austeridad que incluyó subidas de impuestos y rebajas en las partidas de sanidad y educación por más de mil millones de euros.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.