Juicio a expresidente Hosni Mubarak entra en recta final

Mubarak, quien es juzgado junto a sus hijos Alaa y Gamal, su exministro del Interior Habib El-Adly y seis generales de las fuerzas de seguridad, enfrenta cargos por supuestamente haber ordenado disparar a matar contra opositores en las revueltas que lo derrocaron en 2011

Autor:

Juventud Rebelde

EL CAIRO.— febrero 22.— El juicio al expresidente Hosni Mubarak entró hoy en su última jornada tras seis meses de zigzagueante proceso que mantiene polarizada la sociedad egipcia y genera en sectores populares escepticismo sobre un fallo condenatorio, informó PL.

Mubarak, quien es juzgado junto a sus hijos Alaa y Gamal, su exministro del Interior Habib El-Adly y seis generales de las fuerzas de seguridad, enfrenta cargos por supuestamente haber ordenado disparar a matar contra opositores en las revueltas que lo derrocaron en 2011.

La vista oral de este miércoles, previsiblemente la última antes de conocerse la sentencia, coincidió con declaraciones de la Fiscalía General ratificando que el hospital de la prisión capitalina de Tora, donde están sus hijos, «está listo» para acoger al exmandatario.

El tema había suscitado tensión en el ámbito político luego que parlamentarios de un comité encargado del asunto recibieron amenazas de muerte a fin de que evitaran el traslado del octogenario exjefe de Estado del centro asistencial situado en la carretera a Ismailia.

Mubarak, que ha acudido a las sesiones en camilla, negó toda culpa en la muerte violenta de unas 850 personas y rechazó la petición de pena de muerte hecha por el Ministerio Público basada en relatos tomados a dos mil testigos, incluidos oficiales de policía.

Algunos de esos uniformados dijeron haber discutido órdenes superiores de armar a agentes con rifles automáticos y pistolas para disparar a quienes se movilizaron durante 18 días y forzaron la renuncia de Mubarak el 11 de febrero del año pasado.

En los alegatos finales del lunes, el fiscal jefe Mustafa Suleiman señaló que se trata de un caso que «afectó a toda una nación», mientras el abogado del expresidente, Farid Al-Deeb, delegó en el Ejército de Egipto la responsabilidad de la seguridad cuando ocurrieron los hechos.

Añadió que el 28 de enero de 2011, el día de balance más letal debido a la represión en las calles, Mubarak había impuesto un toque de queda y transferido la responsabilidad al jefe de las Fuerzas Armadas.

En otro orden, un tribunal egipcio rechazó considerar una peculiar demanda para que se remitiera a un panel disciplinario al juez Ahmed Refaat, jefe de la Corte Penal de El Cairo que procesa a Mubarak.

Según el periódico estatal Al-Ahram, un abogado nombrado Mostafa Ghoneim obró judicialmente contra Refaat por haber permitido al expresidente entrar en la sala en camilla y declarar con sus pies apuntando a los jueces y abogados, lo cual consideró un insulto.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.