Serie de tornados afectan sur y el centroeste de Estados Unidos

El número de víctimas se elevó a 13 en Indiana (medio-oeste), mientras que en el estado de Kentucky (centro-este)las autoridades informaron un balance preliminar de 12 fallecidos

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, marzo 3.— Una serie de tornados que afectó el sur y el centroeste de Estados Unidos dejó al menos 28 muertos y grandes daños materiales, informaron las autoridades, informó PL.

Imágenes de la televisora CNN mostraron los grandes daños causados por al menos 70 fenómenos meteorológicos y la labor de las brigadas de rescate buscando sobrevivientes entre los escombros, en especial en un pequeño pueblo de Indiana que fue prácticamente borrado del mapa por la fuerza del viento.

El número de víctimas de la contrariedad atmosférica se elevó a 13 en Indiana (medio-oeste), mientras en el estado de Kentucky (centro-este) las autoridades informaron un balance preliminar de 12 fallecidos.

Un comunicado de las autoridades de Indiana precisó que los mayores daños se produjeron en Henryville en el condado Clark, y en Pekin y New Pekin en el condado Washington.

Mientras el gobierno de Kentucky indicó que durante el viernes ese estado fue afectado por 13 tormentas.

CNN mostró crudas imágenes de los daños en casas, comercios y escuelas, los cuales no resistieron la fuerza de los fuertes vientos que se abatieron sobre cinco estados.

El pequeño poblado de Marysville, en Indiana, cerca de la frontera con Tennessee, fue barrido del mapa, según reportes telefónicos citados por el mayor Chuck Adams, portavoz del departamento del alguacil.

Mientras, el condado de Madison, en Alabama, fue golpeado también por la fuerza de los vientos que dejaron a su paso casas destruidas, autos volcados y líneas de energía y árboles caídos.

Según informes del Servicio Meteorológico Nacional en siete estados del país hubo al menos 126 tormentas durante la semana, aunque el grueso de los eventos, 74, ocurrieron durante el viernes.

Las advertencias emitidas por los expertos en clima indicaban que la región podría ser afectada por eventos altamente destructivos con granizadas de hasta 6,4 centímetros, vientos cercanos a 115 kilómetros por hora e intensas tormentas eléctricas.

Este jueves, el presidente Barack Obama telefoneó a los gobernadores de los estados de Missouri, Illinois, Indiana, Kansas, Kentucky y Tennessee para ofrecerles ayuda federal destinada a enfrentar los daños.

En 2011, un total de 550 personas fallecieron como consecuencia del impacto de estas mangas de vientos, la temporada más fatal desde el año 1925, cuando los muertos alcanzaron la cifra de 794.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.