Remolcadores de fabricación cubana refuerzan protección marítima en Venezuela

Las dos naves, Caruao y Manaure, están equipadas con tecnologías avanzadas y son parte del Convenio de Cooperación Integral Cuba-Venezuela, señaló la ministra de Transporte Acuático y Aéreo, Elsa Gutiérrez Graffe

Autor:

René Tamayo León

CARACAS.— Dos naves remolcadoras construidas en astilleros cubanos se incorporaron la víspera a la flotilla venezolana especializada en atraque, salvataje, accidentes marítimos y combate a incendios, en aguas jurisdiccionales del país sudamericano.

Caruao y Manaure están equipados con tecnologías avanzadas y son parte del Convenio de Cooperación Integral Cuba-Venezuela, señaló la ministra de Transporte Acuático y Aéreo, Elsa Gutiérrez Graffe.

Bautizados en honor a dos héroes aborígenes, las embarcaciones son parte de una serie de cinco fabricadas en la Mayor de Las Antillas. Desde 2010 ya operan aquí el Venceremos y el Revolución. La quinta embarcación zarparía desde Cuba en las próximas horas, informó Gutiérrez Graffe.

«Estos convenios —agregó— son para la integración de nuestros países, el sueño de nuestros libertadores». Señaló además que los buques «están a la orden y disposición de la Armada para la defensa y soberanía de nuestros espacios acuáticos», según establecen las leyes sobre el inventario naval del país.

Al atraque en el puerto de La Guaira asistieron el gobernador del estado de Vargas, Jorge Luis García Carneiro, y un grupo de colaboradores encabezados por Rogelio Polanco, jefe de la misión diplomática cubana en Venezuela.

El diplomático isleño resaltó la importancia del Convenio Cuba-Venezuela para el desarrollo de ambos países y la integración regional, y el simbolismo de ambas naves.

El Caruao —en lengua aborigen significa Dios o Señor del Agua— posee dos motores de 12 cilindros, generadores eléctricos y sistemas auxiliares como equipos de bombeo y aparatos para el combate a incendios. Tiene una eslora de 22,64 metros, una manga de 7,84 metros y un puntal de 3,74 metros.

El Manaure, nombre que rinde homenaje al amerindio homónimo que murió en la batalla del Tocuyo, tiene una eslora de 26,16 metros, una manga de 7,94 metros y un puntal de 4,05 metros.

Los medios de prensa venezolanos también se refirieron la víspera al anuncio en los periódicos isleños de la entrega a la Armada Bolivariana de un buque carguero multipropósito fabricado en los astilleros Damex de Santiago de Cuba.

Es una embarcación de 57,27 metros de eslora y 12 de manga que puede transportar contenedores o cargas generales en cubierta y bodega y portar agua o combustible.

La misma se dedicará, según el vicealmirante Ricardo Rafael Sanz Ferrer, comandante naval de logística de la Armada, al comercio internacional y al apoyo de acciones humanitarias ante desastres naturales en el área del Caribe y de los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestro América (ALBA).

No pasó por alto que Cuba tuvo en los siglos posteriores a la conquista española algunos de los más importantes astilleros del hemisferio occidental y el mundo, una tradición rescatada después de 1959 que, si no ha llegado a más, ha sido por el férreo bloqueo impuesto por EE.UU.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.