Indignados y obreros en las calles de Portugal

La huelga general y manifestaciones provocaron detenciones y varios heridos leves

Autor:

Juventud Rebelde

LISBOA, marzo 22.— La policía y los indignados portugueses se enfrentaron en el centro de Lisboa durante una de las más de 30 manifestaciones que tuvieron lugar como parte de la huelga general convocada por la Confederación General de Trabajadores Portugueses (CGTP), uno de los mayores sindicatos del país, en las que se registraron algunos heridos leves y varias detenciones, reportó EFE.

También en Oporto, en el norte lusitano, se produjeron incidentes y detenciones en otra de las protestas, que llevó a decenas de manifestantes a abuchear al primer ministro, Pedro Passos Coelho, impulsor de un severo plan de recortes, cuando este acudía a un acto público.

Además de los severos recortes en el gasto público impuestos por la Unión Europea (UE), el detonante de la huelga es la reforma laboral pactada a principios de año por la patronal, la Unión General de Trabajadores (UGT) y el ejecutivo de Passos Coelho, añadió PL.

Para la principal confederación sindical portuguesa, esa norma, que en aras de la liberalización del mercado de trabajo abarata y facilita el despido, representa el mayor retroceso en los derechos laborales desde el retorno de la democracia a esta nación europea, en 1974.

En mayo de 2011, Portugal se convirtió en el tercer país de la zona euro, después de Grecia e Irlanda, en recibir un rescate de la UE y del Fondo Monetario Internacional para refinanciar su deuda, estimada en 160 000 millones de euros a fines de 2010.

Como parte de las acciones de este jueves, en la capital, las fuerzas de seguridad y manifestantes chocaron con violencia en la céntrica plaza del Chiado, y resultaron heridas varias personas.

La huelga, convocada por la CGTP, de orientación comunista y con unos 700 000 afiliados, paralizó prácticamente el transporte público en las principales ciudades, informó PL. También fueron al paro los trabajadores de servicios como la educación y la salud.

En Lisboa, el metro y el tráfico marítimo que une las dos orillas del río Tajo estaban totalmente interrumpidos, aunque se cumplieron algunos servicios mínimos en los trenes y autobuses de esta capital, así como en el suburbano de Oporto, la segunda ciudad portuguesa.

A diferencia de la realizada el pasado 24 de noviembre, la protesta —segunda que afronta el primer ministro Pedro Passos Coelho —no fue acompañada por la UGT, el otro gran sindicato del país.

Aun así, el secretario general de la CGTP, Armenio Carlos, calificó de muy positiva la respuesta de los trabajadores a la medida de fuerza, y situó su acatamiento en más del 70 por ciento a nivel nacional.

Al concluir 2011, el desempleo en Portugal alcanzó un nivel récord del 14 por ciento, mientras que un cuarto de su población, de unos 10,5 millones de habitantes, vive por debajo del umbral de la pobreza.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.