Se rearma la Marina de EE.UU. a pesar de la crisis

Presenta problemas constructivos una nave que costó 700 millones de dólares

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, abril 5.— Las fuerzas navales de Estados Unidos anunciaron que están construyendo un barco multipropósito, diseñado para remover minas en el Estrecho de Ormuz, perseguir piratas somalíes y vigilar a los buques de guerra de China.

El representante republicano por Alabama Jo Bonner, uno de los mayores propulsores de este proyecto naval en el Congreso norteamericano, reconoció que el proyecto se ejecuta en medio de uno de los programas de construcción naval más tortuosos en la historia de la Marina, debido a los crecientes costos y contratos cancelados producto de la crisis que atraviesa el país, apunta PL.

A un costo de 700 millones de dólares, uno de los dos buques proyectados que ya está en funcionamiento ha presentado problemas constructivos como una fuga importante y grietas en su casco, agrega la información.

Después que los expertos puedan corregir las fallas, se espera sea enviado a Singapur el próximo año, para ponerlo en funcionamiento en el extremo sur del Mar de China.

Según un informe reciente de los probadores de armas del Pentágono, se concluyó que «no se espera que sea de larga supervivencia en un entorno de combate hostil», refiriéndose a las nuevas embarcaciones.

La Casa Blanca y el Pentágono apuestan a la construcción de barcos con capacidad de combate en litorales, como el futuro de la guerra naval.

Estas modernas naves, relativamente pequeñas y con tecnología de punta, podrían operar en alta mar y en las costas poco profundas, caracterizándose por su velocidad y facilidad de maniobra, premisas que se imponen para conseguir un supuesto poder estadounidense en aguas del Pacífico y el Golfo Pérsico.

El departamento de Defensa de Estados Unidos enfrenta recortes presupuestarios cercanos a los 450 000 millones de dólares durante la próxima década, y posiblemente hasta un billón de dólares, si el Congreso no hace reducciones alternativas.

A pesar de eso, la construcción de estas unidades navales para combatir en aguas poco profundas es una prioridad del Pentágono, tomando en consideración sus costos.

El principal objetivo de la Armada norteamericana es llegar a tener una flota de 300 buques, en el supuesto caso que se construyan según lo previsto.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.