Molestan a Brasil políticas monetarias de Washington y Europa

Se lo hizo saber la presidenta Dilma Rousseff a Obama en su primera visita

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, abril 9.— La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, aprovechó su primera visita oficial a la Casa Blanca para reiterar ante su par estadounidense, Barack Obama, su malestar por las políticas monetarias expansivas que practican tanto Estados Unidos como Europa.

«Reconocemos el papel de los bancos centrales, especialmente en los últimos meses el del Banco Central Europeo para evitar una crisis de liquidez de grandes proporciones que afectaría a todos los países», dijo Rousseff en una comparecencia ante periodistas con Obama en el Despacho Oval.

«Pero también le manifestamos al presidente (Obama) la preocupación de Brasil por la expansión monetaria (...) esas políticas monetarias llevan a la desvalorización de las monedas de los países desarrollados, comprometiendo el crecimiento de los países emergentes», alertó Rousseff ante el mandatario estadounidense, según reportó DPA.

No es la primera vez que la presidenta brasileña le reclama a los países desarrollados por sus políticas para afrontar la crisis internacional.

Ya el mes pasado, durante su visita a Alemania, provocó titulares al criticar duramente la política monetaria de estos países, cuyas consecuencias calificó de «tsunami monetario».

«La política monetaria expansionista de estos países genera un efecto extremadamente nocivo, porque devalúa artificialmente sus monedas», dijo Rousseff en Hannover, en palabras que prácticamente reiteró ahora en Washington.

Rousseff y Obama comparecieron hoy ante un grupo de periodistas en el Despacho Oval tras mantener una reunión en privado en la oficina presidencial en la que, además de la economía, ambos revisaron la política bilateral y los diversos programas conjuntos que mantienen.

Aunque ambos mandatarios mantuvieron durante sus declaraciones a los medios -a quienes no dejaron hacer preguntas- semblantes muy serios, los dos aseguraron haber mantenido un encuentro «cálido», como lo definió Rousseff, comentó la agencia noticiosa alemana.

Tanto la mandataria brasileña como Obama eludieron hoy temas aún sensibles como Siria o la aspiración de Brasil a un puesto permanente en el Consejo de Seguridad. O, cuanto menos, no revelaron públicamente si trataron esos temas.

«La buena noticia es que la relación entre Brasil y Estados Unidas nunca fue más fuerte», resaltó Obama, quien añadió: «Pero siempre se pueden hacer más mejoras y me siento muy afortunado por tener a una aliada tan capaz y con una visión tan amplia como la presidenta Rousseff. Así que no sólo Brasil y Estados Unidos pueden beneficiarse de una cooperación (bilateral) más profunda, también el resto del mundo», agregó.

Rousseff por su parte replicó asegurando que la relación con Estados Unidos es «uy importante» para Brasil, pero corroboró la visión de Obama indicando que ésta no alcanzó aún todo su «potencial».

 

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.