Trabajadores venezolanos festejan logros de la revolución chavista (+ Fotos)

En breves minutos comenzará el acto central por el Día Internacional de los Trabajadores, en la Plaza O´Leary. Tras una marcha de unos 9,4 kilómetros, la congregación de cientos de miles de bolivarianos se extenderá a lo largo de la avenida Universidad.

Autor:

René Tamayo León

CARACAS.- La marcha de cientos de miles de trabajadores, estudiantes, jubilados y amas de casa socialistas venezolanos había avanzado hasta el mediodía de hoy más de la mitad del trayecto de casi 10 kilómetros a lo largo de esta capital, para celebrar en el centro de la ciudad el 1ro de Mayo.

En el trayecto se le han ido sumando parroquianos de la urbe, mientras que los miles de llegados desde otras regiones del país comenzaron temprano a concentrarse en el Parque Francisco de Miranda, en el este de la Gran Caracas.

El mismo se ubica a 9,4 kilómetros de la Plaza O`Leary, en el centro histórico, donde será el acto por el Día Internacional de los Trabajadores, en una congregación que se extenderá a lo largo de la avenida Universidad.

Hay para celebrar

Las multitudes bolivarianas también acuden hoy a una celebración para apoyar la nueva Ley Orgánica del Trabajo (LOT), aprobada la víspera por vía habilitante por el Presidente, quien en la madrugada de hoy llegó a La Habana.

En Cuba, el estadista recibirá nuevas sesiones del proceso de radioterapia que se le aplica en el área donde el 24 de febrero último se le intervino una recurrencia tumoral en la zona donde un año atrás se le descubrió un cáncer.

El recorrido de organizaciones sindicales, movimientos sociales, estudiantes y el resto de los sectores revolucionarios, ha estado marcada por un ambiente festivo.

Se ha convertido en una jornada de alegría y apogeo debido a la aprobación por el gobierno de reivindicaciones laborales y sociales a las que nunca habían accedido los trabajadores locales o que les fueron suprimidas durante los gobiernos derechistas y neoliberales de las dos últimas décadas del pasado siglo.

Nueva LOT, mejores salarios y más empleo

Los trabajadores bolivarianos celebran hoy, además de la puesta en vigencia de la nueva Ley orgánica del Trabajo (LOT)-- según analistas es una de las más avanzadas del mundo en cuanto a derechos laborales--, la entrada en vigor del incremento del salario mínimo, que crecerá casi en un tercio en dos etapas, la primera, ahora, y la segunda el 30 de septiembre.

Además, transitan en defensa de las actuales grandes misiones sociales, cinco programas que abarcan el área de vivienda y hábitat, asistencia social, soberanía alimentaria con el desarrollo endógeno de la agricultura; y generación de nuevos y   mejores empleos y la capacitación laboral.

Varias de las llamadas grandes misiones se proponen reducir a corto plazo los índices de pobreza del país. A pesar de caer de forma geométrica en los 13 años de la revolución chavista, aún se mantiene sobre el 7 por ciento.

Se trata, según ha explicado el presidente Hugo Chávez, “del piso duro”, de un grupo poblacional que ha de recibir en lo adelante una atención especial del Estado para sacarlos de la extrema pobreza y reimpulsarlos con nuevos proyectos de vida.

Una de las claves de esta estrategia es la capacitación y la generación de empleos tradicionales y no convencionales como es la potenciación y desarrollo de las iniciativas comunales.

Según el último informe publicado por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), desde marzo de 1999 –Chávez asumió el bastón de mando en enero de ese año— hasta marzo de 2012, las políticas desarrollistas e inclusivas del gobierno bolivariano habían permitido generar más de 3 400 000 nuevos puestos de trabajo.

Elías Eljuri, director del INE, señaló días atrás en una transmisión del programa Dando y Dando, de Venezolana de Televisión (VTV), que además de la cifra en sí, la calidad del empleo había ascendido en más de diez puntos.

Datos ofrecidos por el académico indicaban así que más de un millón de personas trabajan en empresas de al menos cinco empleados; y que el desempleo, que llegaba al 14,6 por ciento al Chávez asumir la presidencia, ahora asciende al 7,9 por ciento; una reducción, no obstante, insuficiente, consideran los mandos revolucionarios.

Según el más reciente informe del INE, al cierre del primer trimestre de este año existen 1 068 321 personas desocupadas.

La política del presidente Hugo Chávez es lograr a corto plazo el pleno empleo, y de calidad. Para fines de año se estima que el índice de parados baje al seis por ciento. El programa impulsará en lo sucesivo la caída en esas estadísticas, para lo cual usarán como pívot las Grandes Misiones Sociales.

Eljuri también había indicado a la prensa que el empleo formal había subido desde 49,5 por ciento hasta 58,7 por ciento; y los índices del informalismo descendieron del 50 por ciento al 41 por ciento.

Según datos del INE, hoy en el sector informal laboran 1 254 000 personas, las cuales empezarán a recibir beneficios con la nueva Ley orgánica del trabajo, que les facilitará tanto la sindicalización, de las que hasta ahora estaban excluidos, como la contribución a la seguridad social, para garantizarles así asistencia por muerte, invalidez, accidentes y embarazo, entre otros beneficios.

Caracas a dos movilizaciones

El punto inicial escogido para la partida de la gran marcha chavistas tuvo un carácter simbólico, pues es zona de las clases altas del estado de Miranda, cuyo gobernador derechista contiende contra el mandatario Hugo Chávez para las elecciones presidenciales del 7 de octubre.

El Parque Miranda fue uno de los espacios de concentración de la burguesía y las clases medias que el 11 de abril de 2002 avanzaron, manipuladas y enloquecidas por los medios privados de información, hacia el Palacio de Miraflores, sede del gobierno nacional, para ser parte del golpe de estado de ese día, el cual fue derrotado en menos de 48 horas por las grandes mayorías populares.

La marcha escuálida, como se denomina aquí a quienes adversan a la Revolución Bolivariana, sirvió de basa a la asonada.

Algunos de quienes participaban en lo que derivó en horda, fueron víctimas de francotiradores apostados en las torres cercanas a Puente Llaguno por las mismas fuerzas que organizaban el gorilazo de la oligarquía. Varios fueron heridos o muertos por las balas de quienes los habían conminado y enceguecido para avanzar sobre Miraflores.

El punto de parida de la caminata patriótica de hoy, fue así interpretada —más allá de su estratégica ubicación para ir hacia el centro y sumar en el camino a más gente— como otra vindicación de los espacios bolivarianos, en especial para los próximos meses, cuando arreciarán las arremetidas contra la Revolución por las fuerzas derechistas locales y los poderes hegemónicos para frustrar el pronosticado triunfo mayoritario del presidente Chávez en las elecciones del 7 de octubre.

La oposición venezolano también convocó para hoy a una gran manifestación de sus fuerzas. Será un recorrido de 3,9 kilómetros en la zona este, que hasta ahora ha logrado reunir a unos pocos centenares de personas, pero se espera que crezca.

Más de tres mil efectivos policiales fueron desplegados desde ayer a las seis de la tarde para asegurar que los marchistas se manifiesten de forma pacífica y evitar cualquier fricción entre ambos bandos, que solo tendrán un punto de convergencia en un puente de la avenida Libertador, pero por diferentes niveles viales.

 

 

 

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.