Drones de EE.UU. mataron cuatro niñas pakistaníes, denuncia diario

La cancillería pakistaní calificó a esas operaciones de «una violación de la integridad territorial y la soberanía nacional» y recalcó que ocurren «en total contravención del derecho internacional y de las normas establecidas por las relaciones interestatales»

Autor:

Juventud Rebelde

El diario pakistaní The Nation denunció este miércoles que las víctimas del ataque de un avión teledirigido estadounidense el domingo último en el noroccidente del país no fueron talibanes como pretende Washington, sino cuatro niñas, informa PL.

Aunque Estados Unidos asegura que (mediante esa operación) mató a cuatro milicianos e hirió a otros dos que se escondían en una escuela para niñas en Waziristán del Norte, la verdad es que el ataque dejó cuatro chicas muertas, asegura el periódico, que no revela sus fuentes.

Recalca que el incidente ocurrió poco después de reunirse en esta capital la canciller pakistaní, Hina Rabbani Khar, y el representante especial de Estados Unidos para Afganistán y Pakistán, Marc Grossman, en un nuevo intento por recomponer las relaciones bilaterales.

Tras hacer notar que estos «homicidios sin sentido» parecen más intentos de presionar a Islamabad que actos legítimos de lucha contra el terrorismo, The Nation recalca que «todos sabemos cuántas personas inocentes matan los drones, en comparación con un reducido número de terroristas».

Hace notar, asimismo, que episodios semejantes solo empeoraran la situación en Pakistán, pues por lo regular provocan «una violenta reacción» que se manifiesta a través de sabotajes y ataques suicidas por parte de los insurgentes.

«Uno se pregunta si alguien tendría la osadía de llevar a los culpables a (la Corte Internacional de Justicia de) La Haya por crímenes de guerra», señala.

Comenta que si realmente Estados Unidos es un aliado de Pakistán e intenta pacificar las regiones tribales colindantes con Afganistán (donde se produce la mayoría de los bombardeos de los aviones-robot), debiera abstenerse de lanzar ataques como el citado.

La Guerra de los Drones no encaja en ninguna parte de este esquema (de alianza) y tiene que ser detenida, subrayó el diario.

Al día siguiente del ataque, la cancillería pakistaní calificó a esas operaciones de «una violación de la integridad territorial y la soberanía nacional» y recalcó que ocurren «en total contravención del derecho internacional y de las normas establecidas por las relaciones interestatales».

La cartera refirió haber citado al consejero para Asuntos Políticos de la embajada estadounidense aquí, Jonathan Pratt, para hacerlo portador de una «enérgica protesta».

El ataque del domingo fue el primero desde que el Parlamento pakistaní propusiera 14 recomendaciones que regirán los vínculos bilaterales, en crisis desde que el 26 de noviembre pasado aviones de la OTAN bombardearan dos puntos de control en la frontera con Afganistán y mataran a 24 de sus defensores.

El mismo día, Islamabad exigió a Washington evacuar la base desde donde operaba sus drones en el noroccidente del país y cesar los ataques de esos artefactos sobre territorio nacional, entre varias condiciones para normalizar las relaciones.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.