Reitera presidente Hugo Chávez camino hacia el socialismo de la Revolución bolivariana

Celebran los venezolanos aniversario 191 de la Batalla de Carabobo. Suspende Caracas suministro de petróleo a Paraguay y retira a embajador en Asunción. Revela Chávez datos de su evolución post-operatoria tras la intervención quirúrgica de hace un año en La Habana

Autor:

René Tamayo León

CARACAS.— La suspensión del suministro de petróleo venezolano a Paraguay y la retirada del Embajador del país bolivariano fueron reafirmadas por el presidente Hugo Chávez, al volver a denunciar el golpe de Estado institucional en el país del cono sur y reiterar su no reconocimiento al nuevo gobierno.

El mandatario presidió al mediodía de este domingo el acto conmemorativo por el aniversario 191 de la Batalla de Carabobo, que selló la independencia de Venezuela y la Gran Colombia tras una magistral estrategia de combate dirigida por Simón Bolívar en las lomas y llanos cercanos a la ciudad de Valencia, en el hoy estado de Carabobo.

Chávez también repudió las declaraciones de la derecha venezolana, según la cual en Paraguay no hubo golpe de Estado. Así mismo dijeron —recordó— cuando la asonada del 11 de abril de 2002 aquí, y la sedición que depuso a Manuel Zelaya en Honduras.

El líder bolivariano enfatizó que en Asunción hubo un golpe de Estado exprés y un juicio sumario al presidente Fernando Lugo, de forma ilegal e inconstitucional.

El cese del suministro de petróleo, que se realizaba en el marco del Acuerdo de Caracas, es la primera medida económica firme tomada por un país contra las autoridades golpistas, a las que, señaló Chávez, no se les reconocerá ni directa ni indirectamente.

Independencia política y económica

Durante la ceremonia por el acontecimiento histórico, celebrada en el Patio de Honor de la Academia Militar, en Fuerte Tiuna, el presidente Hugo Chávez reiteró el carácter nacionalista, popular y revolucionario de las Fuerzas Armadas.

Este domingo también se celebró el Día del Ejército Bolivariano. El estadista se refirió a las políticas del ejecutivo para incrementar la capacidad combativa de la institución armada, y resaltó la contribución de esta a los programas sociales y económicos implementados por la Revolución.

Al enfatizar en el camino socialista del proceso, cuya base es la independencia política y económica —dijo—, se refirió a la caída del precio del petróleo en las últimas semanas.

Tras mantenerse sobre los cien dólares el barril durante lo que iba de año, la cotización del hidrocarburo se sitúa ahora sobre la barrera psicológica de los 90 dólares el tonel.

Según el Jefe de Estado, se debe a la crisis económica en Europa y Estados Unidos y a una sobreproducción que ha saturado el mercado, situación que la OPEP busca controlar, y en la que Venezuela —reveló el mandatario— está trabajando de manera protagónica.

Al respecto, se refirió a que la derecha local se está alegrando de la caída del precio del petróleo, en el supuesto de que la reducción de la renta por los combustibles afecte, en este año electoral, las políticas sociales y desarrollistas que implementa Chávez.

El Presidente desestimó que eso ocurra. Independientemente de los precios del petróleo —enfatizó—, y gracias a los ahorros y los fondos disponibles y las medidas tomadas, están garantizados todos los recursos para seguir adelante con los programas de la Revolución, tanto en este año como en 2013.

Enfatizó que el avance económico y científico-tecnológico de Venezuela está seguro como resultado de la independencia económica y financiera lograda, y la colaboración con países como China, Rusia, Irán y Belarús, entre otros.

A un año de su primera operación quirúrgica

Durante la ceremonia por la histórica Batalla de Carabobo, el estadista señaló que esta no solo es intrínseca al devenir de la Revolución Bolivariana, sino que está muy unida a él en lo personal.

Recordó así que el 24 de junio del año pasado había salido de terapia intensiva tras la operación quirúrgica que se le aplicó en La Habana. «Carabobo es la batalla por la vida», señaló tras recordar que el 20 de junio de 2011 entró al salón de operaciones en un hospital de La Habana.

Fue una intervención larga, que duró casi siete horas, señaló.

Fidel (Castro) se asomaba a cada rato al quirófano, y también Nicolás (Maduro, su canciller), Adán (Chávez, su hermano y actual gobernador del estado de Barinas) y otros más.

De ahí estuvo en terapia hasta el 24 de junio.

Ese día, cuando amaneció —narró—, «prendí» el televisor y empecé a ver el acto por el 190 aniversario de la Batalla de Carabobo que se celebraba aquí. Y de repente —continuó describiendo—, del fondo del alma comencé a cantar.

Entonces, entonó el Himno de las Fuerzas Armadas bolivarianas. Y «a los pocos minutos ya estaba dando mis primeros pasos, y minutos después salí de terapia intensiva».

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.