Llamados a la tranquilidad en Bolivia

Militares sublevados provocan enfrentamientos con representantes de movimientos sociales

Autor:

Juventud Rebelde

LA PAZ, junio 25.— El vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, se refirió este lunes al conflicto policial que está ocurriendo en Bolivia desde el pasado jueves y llamó a la calma en el país.

Durante una rueda de prensa, el Vicepresidente boliviano dijo que «estamos escuchando y trabajando para resolver estas quejas legítimas que tiene esta institución. El presidente Evo Morales y los ministros —recordó—  hemos aclarado permanentemente los esfuerzos que se han hecho para respaldar a la institución policial», reportó Telesur.

El motín policial se inició el jueves pasado, cuando agentes de baja graduación, dice PL, coparon la Unidad Táctica de Operaciones Policiales de La Paz y a partir de entonces se produjo una serie de hechos vandálicos por parte de los sublevados, en tanto se intentaba llegar a un acuerdo con el Gobierno.

Linera denunció además que «existe una conspiración contra el Gobierno por un grupo de personas que están queriendo conducir estas manifestaciones de la policía hacia una línea que no tiene nada que ver con las peticiones de mejoras salariales y laborales», agrega Telesur.

Agregó que se ha «aumentado la presencia policial, en los últimos seis años, creado 8 000 nuevos puestos de policía, tanto oficiales como sargentos».

Asimismo, se refirió a la gestión del Gobierno en relación al incremento salarial y apuntó que «sin tomar en cuenta el año 2012, en los últimos seis años se ha incrementado en 42 por ciento; «sabemos que es insuficiente pero seguimos trabajando en ello», dijo.

Los amotinados pidieron, en un principio, nivelación de salario con el de los miembros de las Fuerzas Armadas, jubilación con el total del sueldo, y la abrogación de la Ley 101 de Régimen Disciplinario.

Pero en la madrugada del domingo las partes llegaron a un acuerdo aunque un grupo de los agentes no reconoció el pacto y en lugar de los cuatro puntos incluidos en la demanda inicial, elevaron a 21 los reclamos.

Agentes con sus rostros tapados con pasamontañas, acompañados por sus esposas, desfilaron frente al Palacio de Gobierno y la Asamblea Legislativa este lunes, para pedir que se cumplan esas demandas, y durante la marcha  atacaron a representantes de organizaciones sociales, que respaldaban al Gobierno de Evo.

La tensión en los alrededores del Palacio de Gobierno se mantiene, y aunque no se han detectado amotinados con armas de fuego, en la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) permanecen agentes armados. El vicepresidente denunció que un ex candidato del partido opositor Unidad Nacional (UN) repartió armas en el lugar.

Mientras en Cochabamba, agrega PL, el Comando General fue tomado por los sublevados, quienes advirtieron que emprenderían medidas más radicales.

El presidente boliviano, Evo Morales, aseguró el domingo que no sacará a las Fuerzas Armadas para enfrentar a los agentes sublevados porque, a su juicio, es lo que quiere la oposición para provocar disturbios graves y muertes.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.