Reprimen a mineros en Madrid (+ Fotos)

Al menos 23 heridos en los enfrentamientos, mientras Rajoy firma duro y doloroso paquete de ajustes y asegura que están en la segunda recesión más grave de la historia española

Autor:

Juventud Rebelde

MADRID, julio 11.— La policía española cargó contra los mineros que se manifestaban este miércoles frente al Ministerio de Industrias, en protesta por el anunciado cierre de minas de carbón en medio de enfrentamientos que dijo ANSA duraron más de un hora y causaron más de 90  heridos, y ocho detenidos hasta el momento, reportó el diario El Mundo.

El periódico dijo que la policía realizó varias cargas —en las que utilizaron balas de goma— en medio del lanzamiento de petardos y piedras por parte de  manifestantes, fundamentalmente cientos de mineros llegados en las últimas horas a esta capital, después de haber caminado 500 kilómetros durante tres semanas desde las cuencas mineras del norte del país, de Asturias, Castilla y León y Aragón, y a los que se unieron decenas de miles de personas en su marcha por La Castellana, la principal avenida madrileña, apuntó AFP.

A su arribo a la sede del ministerio, el cortejo de mineros, respaldado por cientos de manifestantes, intentó remover los obstáculos de protección, en medio del lanzamiento de petardos y piedras contra los agentes, según fuentes policiales, citadas por ANSA, que dijo que el enfrentamiento duró más de una hora.

Los manifestantes gritaban a los agentes: «el enemigo está dentro» y «no somos terroristas, somos mineros», apuntó AP, y la agencia añadió que protestaban por un recorte del 63 por ciento en los subsidios a las empresas mineras impuesto por el gobierno, en momentos en que el país enfrenta una profunda recesión, un abultado déficit y un desempleo que se acerca al 25 por ciento.

Al inicio de la marcha había una furgoneta en recuerdo de los mineros que siguen encerrados desde hace 44 días en los pozos de Candín y Santiago, en Asturias, que finalmente no se sumaron a la manifestación, señaló EFE.

Apenas unas horas antes de la represión a la protesta minera, el gobierno de Mariano Rajoy anunció nuevos recortes, dirigidos a eliminar 65 000 millones de euros (80 000 millones de dólares) del presupuesto del estado para el 2015, los que incluyen una disminución salarial a los funcionarios públicos y miembros del Parlamento nacional y una nueva ola de cierres de empresas estatales, así como la privatización de los servicios asociados al transporte ferroviario, portuario y aeroportuario.

Entre esas medidas draconianas están el incremento del IVA general en tres puntos, para alcanzar 21 por ciento; la suspensión de la paga extra de Navidad a los empleados públicos, se facilita la movilidad de esos empleados y se reduce su número de días libres.

Una de las más duras para los millones de personas sin trabajo es el recorte del subsidio de desempleo a partir del sexto mes, del 60 al 50 por ciento, aunque se mantiene la prestación durante dos años.

También dispuso Rajoy el recorte de 600 millones de euros (737 millones de dólares) en las partidas de gastos de los ministerios, y una drástica reducción o eliminación de empresas públicas en el ámbito local, así como la reducción significativa de las empresas y fundaciones públicas.

«En la situación actual hoy en España crecer y crear empleo no es posible. Atravesamos la segunda recesión más grave de nuestra historia», dijo el jefe del gobierno español en el Congreso de los Diputados, en Madrid. «Para el año que viene todas las previsiones apuntan que la recesión continuará» (…)«Sé que las medidas que les he anunciado no son agradables, pero son imprescindibles», lo citó DPA.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.