Escuela Latinoamericana de Medicina: surtidora de vida

Acreditan a titulares de cursos y diplomados de salud impartidos por profesores cubanos de la más alta calificación y prestigio internacional, en el marco del Convenio de Cooperación Integral Cuba-Venezuela

Autor:

René Tamayo León

CARACAS.— Los integrantes de la delegación médica venezolana que asistirá al II Encuentro Internacional de Egresados de la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM 2012), que sesionará esta semana en La Habana, fueron abanderados por la ministra local de Salud, la doctora Eugenia Sader.

El acto de investidura se realizó durante la entrega de acreditación a titulares de cursos y diplomados de salud que, en el marco del Convenio de Cooperación Integral Cuba-Venezuela, se realizaron en los últimos meses aquí con profesores isleños de la más alta calificación y prestigio internacional.

Entre las especialidades impartidas estuvo la medicina en situaciones de emergencia y desastres, y en educación médica.

Unos 130 galenos, entre ellos los 51 de la primera hornada de la ELAM, participaron, según confesiones de varios de ellos, en cursos de superación que, en caso de ser impartidos por academias y gremios privados, pudieran haberles costado entre tres y cuatro salarios mínimos —como mínimo, de los que se perciben aquí y que está por encima de los 400 dólares.

La doctora Sader, coronela de las Fuerzas Armadas Nacional Bolivariana (FANB), resaltó el espíritu solidario de Cuba e insistió en la viabilidad y necesidad del proyecto integracionista entre los países de Nuestra América y el Tercer Mundo.

Actualmente en Venezuela trabajan más de 800 médicos de casi una treintena de países que se graduaron en la Escuela Latinoamericana de Medicina de La Habana.

También funciona aquí, desde 2007, la Escuela Latinoamericana de Medicina Dr. Salvador Allende, que da abrigo a más de 2 000 jóvenes de 39 países de América, África y Asia.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.