Rusia no permitirá inspecciones de sus buques con rumbo a Siria

Fuerzas de Damasco continúan su ofensiva contra los grupos armados en varias provincias del país

Autor:

Juventud Rebelde

MOSCÚ, julio 28.— Rusia no aceptará que sus naves sean registradas de acuerdo con las sanciones de la Unión Europea (UE) destinadas a prevenir el suministro de armas a Siria, aseguró este sábado su Ministerio de Relaciones Exteriores.

En un comunicado publicado en su página web, el Ministerio reiteró que se opone a las sanciones unilaterales contra el país árabe, las que calificó de violación de la soberanía de esa nación, desgarrada por un conflicto militar intestino, reseñó Russia Today.

«No aceptaremos solicitudes de inspección de naves rusas u otras prácticas restrictivas», afirma el texto.

El pasado día 23 la UE aprobó otra serie de sanciones contra Siria que otorga potestad a las naciones del bloque de inspeccionar las embarcaciones y las aeronaves que consideren «sospechosas» de suministrar al país árabe armas u otros equipos que el grupo de los 27 considere está dirigido contra el pueblo sirio.

Medios de prensa locales recuerdan formulaciones similares aparecidas tras la aprobación de polémicas resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU para prohibir el suministro de armas a Libia, pero que en la práctica solo supuso limitaciones para las tropas gubernamentales, citó PL.

Actualmente un grupo de naves de guerra de tres flotas rusas se encuentra en el mar Mediterráneo. Este mes varios medios de comunicación conjeturaron sobre si estas embarcaciones podrían arribar al puerto sirio de Tartus, donde Rusia mantiene un centro de apoyo técnico para la Flota del mar Negro, apuntó Russia Today.

El pasado mes de junio, el carguero ruso Alaid fue detenido frente a las costas escocesas. Llevaba helicópteros de ataque que Siria había comprado a la Unión Soviética y que Rusia se comprometió a modernizar bajo un contrato firmado en 2008. La nave tuvo que dar la vuelta al ser cancelado su seguro por una empresa británica a petición del Gobierno del Reino Unido tras una condena de la secretaria de Estado de EE.UU., Hillary Clinton, por presunto suministro de armas rusas a Siria.

Desde Siria se supo que los grupos armados antigubernamentales que operan en la ciudad de Aleppo, queman los cadáveres de sus compañeros para que no pueda establecerse su nacionalidad, según Press TV, pues ello confirmaría las denuncias de Damasco respecto a la infiltración de mercenarios en el país.

Este sábado el Ejército sirio comenzó una operación para liberar a esa ciudad de los insurgentes. Según algunos reportes, las fuerzas gubernamentales sitiaron a los sublevados en varios barrios de esa urbe norteña, infligiéndoles serias pérdidas. También se registraron enfrentamientos en la provincia de Idlib, Deir el Zur, Homs, Hama, y Deraa. Mientras una calma relativa se reinstauró en la capital, Damasco, después de que las fuerzas gubernamentales expulsaran a los insurgentes.

Representantes del Gobierno explicaron que el Ejército a menudo es incapaz de utilizar toda su potencia de fuego porque los insurgentes usan a civiles como escudo y cada civil que resulta muerto por el fuego cruzado o por una bala perdida, figura en informes opositores en Internet, así como en medios occidentales, como una víctima de la «represión gubernamental».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.