Las razones de Theo

La XIX Brigada Latinoamericana y Caribeña de Solidaridad con Cuba se compromete a trabajar en la divulgación de la causa de los Cinco

Autor:

Nyliam Vázquez García

Theo Nankou tiene nueve años y apenas se está quieto en el salón. Hace un esfuerzo, le susurra al oído a su abuelo y se acomoda su boina al estilo del Che. Espera o desespera.

Cuando Gilbert Hammouya, el abuelo de Theo, pide la palabra, el niño se levanta como un resorte. Camina de prisa hasta el micrófono. No lo dice, pero su sonrisa delata cierto orgullo por Formar parte de la XIX Brigada Latinoamericana y Caribeña de Solidaridad con Cuba, aunque no entienda exactamente todo lo que vive en estos días.

Tuvo que practicar mucho el niño para explicar sus razones en español. Un idioma nuevo, que se trastocó con el francés de Guadalupe, su archipiélago antillano. Pero le salió y le volvió la calma.

Llevó con él su dibujo para regalárselo a los familiares de los antiterroristas cubanos, quienes este viernes compartieron con los más de 140 brigadistas, procedentes de siete países de nuestra América. Theo dibujó al guerrillero argentino-cubano, porque como explicó —no sin esfuerzo, pero sin ayuda de la traductora— «el Che reúne los ideales y principios que defienden los Cinco».

Un aplauso largo, el beso de Irma Sheweret y Olga Salanueva, madre y esposa de René, respectivamente; el abrazo de Mirta Rodríguez, madre de Tony, y de Elizabeth Palmeiro, esposa de Ramón, fueron el gran premio para él, que regresó dando saltos a su asiento.

Después escuchó atento las palabras de Olga, quien explicó el largo historial de injusticias cometidos desde hace 14 años contra Gerardo Hernández, René González, Antonio Guerrero, Fernando González y Ramón Labañino. La esposa de René agradeció el apoyo de todos y destacó la importancia de continuar ampliando la red solidaria para presionar al Gobierno estadounidense.

«Ellos han dedicado sus vidas a cuidar de las nuestras» expresó Olga, y Theo abrió los ojos grandes, como si hubiera hecho un gran descubrimiento.

Durante la jornada, el niño, su abuelo y un amigo de este, representantes de Guadalupe, escucharon los testimonios de amor y de trabajo constantes de otros en distintas ciudades latinoamericanas. Brigadistas de México, Colombia, Brasil, República Dominicana, Ecuador compartieron sus experiencias y se comprometieron a trabajar en la divulgación de la causa. Algunos, sobre todo los más jóvenes, dijeron conocer por primera vez del caso y concordaron en la necesidad de acciones solidarias coordinadas como las del día 5 por los Cinco, que se celebra cada mes.

La jovencita Perla Esmeralda, de México, llamó a la unidad para conseguir el cometido de regresarlos a casa. Mientras, Marcia, una joven griega radicada en la tierra de Juárez, se interesó por conocer la labor del Comité Internacional de Solidaridad con los Cinco, coordinado desde Cuba.

Los solidarios latinoamericanos y caribeños, que por estos días realizan diversas actividades organizadas por el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), acordaron conformar un directorio electrónico de manera que puedan socializar más ampliamente las informaciones sobre el tema.

Y cuando muchos hablan y comparten en el salón de reuniones del Campamento Internacional Julio Antonio Mella en Caimito, Theo vuelve a susurrarle al oído a su abuelo, pasa con discreción y sobresalto las fotografías que se llevará a Guadalupe del momento más especial de la mañana. Quizá piense en el Che de su boina, en el cariño recibido de madres y esposas de verdaderos héroes, ellas mismas heroínas; quizá quisiera volver a explicar las razones de su dibujo. Solo sonríe y se queda quitecito en el salón.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.