Operadoras de satélites cortan transmisión de TV siria

El acto de agresión mediática es una orden de la Liga Árabe. Masiva inyección de mercenarios contra Al-Assad

Autor:

Juventud Rebelde

DAMASCO, septiembre 5.— Las operadoras de satélites Nilesat y Arabsat cortaron este miércoles la transmisión de la televisión estatal de Siria y de las televisiones progubernamentales al-Ekhbaria y Addounia, por solicitud de la Liga Árabe.

El Ministerio de Información de Siria condenó la acción, la consideró una evidencia directa de parcialidad anti-siria, y dijo que contraviene los estatutos de trabajo de los medios de comunicación de una «manera grosera e injustificada» y las leyes internacionales de comunicación. El Sindicato de Periodistas Sirios también condeno la acción, según Xihnua.

La «parcialidad» de la decisión de la Liga Árabe quedó en evidencia porque sólo incluye a los medios de comunicación estatales y progubernamentales, pero no a las veintenas de televisiones de los grupos de oposición que siguen propagando noticias e informes cargados de discursos de «odio y sectarios», apuntó el Ministerio en réplica a Nilesat.

También informó a la población de una serie de frecuencias alternativas en las que se puede acceder al canal satelital sirio, a las televisoras al-Ikhbariya y Adddounia, según una nota publicada por la agencia árabe siria de noticias SANA, citada por PL.

En tanto, centenares de mercenarios árabes abandonaron en los últimos días las zonas fronterizas entre Paquistán y Afganistán para dirigirse a Siria. El diario británico The Times informó del movimiento.

El corresponsal de la publicación en Islamabad, Francis Elliott, reveló que los milicianos extranjeros salen de las zonas tribales en Paquistán, y algunos de ellos se juntan a los grupos armados antigubernamentales en Siria, pero la inteligencia paquistaní alegar no saber su destino aunque tiene conocimiento de la salida de esos elementos. Cifras conservadoras sitúan su número en 250 personas en los últimos meses.

Los referidos combatientes árabes habían llegado a Paquistán para combatir con los insurgentes y ahora venden sus bienes y abandonan familias para ser parte de la agresión contra Siria, aseguran las fuentes citadas por PL.

Anteriormente se produjo un movimiento similar hacia Egipto y Libia, coincidiendo con las crisis en esas dos naciones.

Algunos medios de prensa dijeron también que esta semana que cerca de cinco mil miembros de la red al-Qaeda abandonaron las provincias de Zanzibar y Jaar, al sur de Yemen, para dirigirse hacia Siria a través de la frontera turca.

Esos informes detallan que la acción es resultado de un acuerdo entre el dirigente del grupo terrorista en Yemen del sur, Tariq al-Fadhli, con representantes de Arabia Saudita y Washington con el fin de respaldar a los rebeldes y derrocar al presidente Bashar al Assad.

El diario estadounidense The New York Times describe a Al-Fadhli como uno de los terroristas más peligrosos del país, algo que pone al desnudo la presunta persecución de Washington y su lucha contra el terrorismo internacional.

Por su parte, un miembro del Buró Político de la opositora Coalición de Fuerzas por un Cambio Pacífico, Fetej Jamus, estimó en conferencia de prensa este miércoles que los grupos armados sirios rebasaron todos los límites posibles con sus acciones violentas,

Tales formaciones armadas, incluidos miembros de Al Qaeda, buscan destruir al Estado mediante el empleo de armas y los asesinatos, comentó Jamus, cuya organización forma parte del parlamento sirio.

En tanto, El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, lamentó este miércoles de nuevo la «parálisis» en que está sumido el Consejo de Seguridad ante la crisis en Siria y denunció que su inacción causa «estragos» entre el pueblo sirio y debilita la credibilidad del organismo internacional, en referencia implícita al veto aplicado en tres ocasiones por Rusia y China a resoluciones propuestas por potencias occidentales.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.