Derecha venezolana en el pantano de la corrupción (+Video)

Parlamentarios del Partido Socialista Unido de Venezuela presentan video sobre presunto financiamiento ilegal a grupos que acompañan al candidato ultraderechista. Presídium del legislativo encamina investigación especial

Autor:

René Tamayo León

CARACAS.— Legisladores del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) presentaron un video donde un diputado del partido Primero Justicia —del candidato ultraderechista Henrique Capriles Radonski— recibe dinero para financiar «una tarea» de la oposición en la actual campaña proselitista, y organizar una reunión entre el «jefe» de quien hace la entrega y Capriles, en un lugar fuera del país, por «razones de seguridad».

En el audiovisual (realizado aparentemente con la participación o por el propio «mensajero»), el diputado Juan Carlos Caldera recibe dos sobres: uno sellado, y otro en el que se ve un fajo de billetes.

«Dile (al jefe —del enviado) que las cosas van bien. La tarea no está hecha, pero vamos camino a lograrlo», le expresó Caldera al financista, quien se califica él mismo como un comerciante que representa al «jefe», e imparte una serie de instrucciones al diputado opositor.

Caldera encabeza el Comando Venezuela (el equipo de campaña electoral de Henrique Capriles Radonski —HCR) en el municipio Sucre, por la circunscripción 3, Petare, estado de Miranda, del que es gobernador HCR, cargo al que debía renunciar para lidiar en las presidenciales del 7 de octubre (7-O), pero del que solo se distanció entregando sus prerrogativas estaduales a una de las ejecutivas de ese poder regional.

El sobre sellado, y el abierto donde se visualiza el dinero, se entendieron, según el curso de la conversación, como un presunto pago, al parecer a determinados sectores de la oposición, por «una tarea que aún no ha sido culminada».

Al referirse a la «tarea», Caldera expresa: «Lo hacemos discreto, pero le echamos bola (le ponemos fuerza)».

También le indicó al financista, que las entregas sucesivas para terminar «la tarea» se hicieran en cuotas mensuales.

El vídeo al que accedió la bancada del PSUV fue filmado, según la fecha y hora consignada en la grabación, el 20 de junio de este año, sobre las 4:00 de la tarde.

Según el tramo revelado, se utilizaron tres cámaras ocultas, una panorámica situada en una rejilla de aire acondicionado encima de la cabeza del «mensajero» y que privilegia en el enfoque al diputado Caldera; una situada a la derecha y detrás del butacón donde está sentado el «comerciante» y que da un plano más cercano del legislador del partido Primero Justicia; y una tercera que el representante del «jefe» se colocó a la altura del abdomen, en una corbata o alguna parte del traje. En el audiovisual se mantiene oculta la identidad del intermediario, a través de una imagen difusa de su rostro y cuerpo.

El diputado del PSUV por el estado de Lara, Julio Chávez, quien presentó la denuncia, señaló, no obstante, que el implicado está dispuesto a ofrecer testimonios durante las investigaciones que se realicen.

¿Cuál es la tarea?

La presentación y denuncia ante la prensa nacional y extranjera del video donde presumiblemente Juan Carlos Caldera recibe financiamiento para sectores que participan en la campaña del candidato ultraderechista se realizó en el salón Bicentenario de la Asamblea Nacional.

Al término de la rueda de prensa, el grupo de parlamentarios del PSUV se trasladó hacia las oficinas de la directiva de la Asamblea para presentar las pruebas, pedir una investigación y la designación de una comisión especial que evalúe el caso.

El diputado Julio Chávez, a cargo de la acusación, señaló que se trata de «pruebas contundentes que comprometen la actuación de algunos dirigentes del oposicionismo venezolano, vinculados de manera directa a estas prácticas repudiables que atentan contra la ética, la moral».

El militante bolivariano de Lara informó que también se solicitarán investigaciones al respecto a los organismos del Estado con jurisdicción en el caso. Si se hace en primera instancia ante la Junta Directiva de la Asamblea —explicó—, es por que se trata de acciones cometidas por un diputado.

Durante la denuncia pública, Julio Chávez señaló que ante la contundencia de la prueba presentada, «la pregunta que nos hacemos es si la oposición ha venido recibiendo financiamiento de personas, de comerciantes, fuera del país».

Además, inquirió: «Cuál es “la tarea” que aún no está cumplida?; ¿de qué trata?; ¿cuál es el destino de esos fondos? ¿Quién es el “jefe que no está en el país” y “se quiere reunir, acercar”», con Capriles?

El parlamentario también señaló que la acción de Caldera viola la ley contra la delincuencia organizada, recién aprobada por el legislativo, y la legislación de partidos políticos.

En el capítulo III de la Ley de Partidos Políticos, Reuniones Públicas y Manifestaciones, artículo 25, se refiere que entre las obligaciones de los partidos está «no aceptar donaciones o subsidios de las entidades públicas, tengan o no carácter autónomo; de las compañías extranjeras o con casa matriz en el extranjero; de empresas concesionarias de obras públicas o de cualquier servicio de bienes propiedad del Estado; de Estados extranjeros y de organizaciones políticas extranjeras».

Sobre Caldera, cuyos discursos en el legislativo tradicionalmente los apalanca con criterios de honestidad, limpieza, moral, Julio Chávez señaló que no podía permitirse «que estas cosas sigan ocurriendo», ni «que estos voceros e interlocutores traten de presentarse al país como lo más alto de la ética y la moral«. «Fíjense cómo vienen actuando», expuso.

Aclaró que la prueba audiovisual no fue suministrada por el Gobierno, sino por gente de la oposición que han concluido que son «extorsionadas y presionadas de forma permanente».

También informó que tras el inicio de los procesos investigativos, pedirán al empresario cuya identidad se reservó, que explique personalmente su involucramiento en la reunión.

Directiva parlamentaria toma cartas

El caso de soborno al diputado opositor del partido Primero Justicia, que involucra a sectores de la derecha, fue tomado por la Junta Directiva del Parlamento, en una reunión en la que participaron Diosdado Cabello, presidente del legislativo, y los vicepresidentes Aristúbulo Iztúriz y Blanca Eekhout.

Al recibir la documentación, Cabello alertó que detrás de lo develado debe haber un «plan macabro».

«Sin ser juez ni experto se sabe que lo que están recibiendo es dinero, son recursos y hay que averiguar el fondo: para qué y por qué lo recibieron de forma discreta y escondida».

Agregó: «Vamos a ver en los sectores de la oposición quién defiende a quién y cómo ocurrió esto».

Venezuela —apuntó— «exige una investigación seria».

En el despacho, que fue difundido por ANTV —la televisora del legislativo—, el dirigente expresó a los demandantes que acudirán a todas las autoridades pertinentes para investigar lo que calificó como un flagrante hecho de «corrupción».

Comando Carabobo pide investigación al CNE

En la tarde de este martes, Jorge Rodríguez, jefe del Comando Carabobo (CCC) —equipo de campaña de Hugo Chávez para las elecciones presidenciales del 7 de octubre—, presentó, a la luz de la denuncia de los diputados del PSUV, un reclamo de investigación por parte del Consejo Nacional Electoral (CNE).

La solicitud formal ante Tibisay Lucena, presidenta del CNE, se hizo al amparo de la Constitución y las diferentes leyes y articulados que rigen la acción de los partidos políticos y los reglamentos electorales.

«Pedimos que se investiguen los hechos denunciados por el diputado Julio Chávez», señaló Rodríguez.

En su opinión, en el documento audiovisual hay «presuntos indicios» que señalan que Caldera (quien es un prominente dirigente del partido de Capriles, un estrecho aliado de este, ¡incluso su representante ante el CNE!) acudió a la reunión por indicaciones del candidato de la ultraderecha.

El nombre de Capriles, indicó, se menciona tres veces. «Hay demasiados gallos tapados en esto», señaló.

También informó que el hecho de que Capriles, pocos minutos después de hacerse público el video en la mañana de este jueves, decidiera expulsar a Caldera de su partido y alejarlo de su comando de campaña, es un reconocimiento de que se cometió un hecho ilícito.

«Capriles lo ha reconocido y ahora trata de dar un salto adelante para deslindarse del escándalo», denunció Rodríguez.

El candidato se lava las manos

«El diputado Juan Carlos Caldera no tiene derecho a utilizar mi nombre ni este proyecto para beneficiarse. Queda fuera de la campaña electoral y queda excluido como representante nuestro ante el Consejo Nacional Electoral», declaró Henrique Capriles Radonski apenas minutos después de que los legisladores del PSUV hicieran público el video donde Caldera recibe dinero para presuntamente financiar a algún sector de la derecha.

En su deslinde del escándalo (apenas empieza, nadie sabe hasta dónde puede llegar), Capriles pidió que se investigue a su compañero de partido (entre los tres o cuatro más cercanos aliados que tiene... ¿tenía?).

«Para mí lo más importante es ética y moral, aquí tiene que haber un compromiso sincero». Y agregó: «Hagan lo que hagan, no me meterán en ese pantano de corrupción y maletines».

Video donde el diputado opositor Juan Carlos Caldera recibe dólares para campaña de Capriles Radonski

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.