Descalifica Lugo al consorcio Monsanto y a golpistas paraguayos

Fernando Lugo habló en la clausura de una feria agroecológica presentada por organizaciones campesinas e indígenas como parte de la Semana de la Semilla, que tiene como objetivo protestar por la liberación de la compra de semillas transgénicas para siembras de algodón y maíz

 

 

Autor:

Juventud Rebelde

Aunción, septiembre 19.— Como sembradores de la muerte calificó el depuesto presidente paraguayo, Fernando Lugo, a la multinacional estadounidense Monsanto y al gobierno golpista de su país.

Lugo habló en la clausura de una feria agroecológica presentada por organizaciones campesinas e indígenas como parte de la Semana de la Semilla, que tiene como objetivo protestar por la liberación de la compra de semillas transgénicas para siembras de algodón y maíz, reportó PL.

Planteó que su gobierno trabajó por dos años para recuperar la semilla nativa usada en los mismos cultivos con todo éxito, pero el golpe de Estado parlamentario el pasado mes de junio, trajo la ofensiva de las multinacionales, especialmente Monsanto, para terminar con ellas.

Están introduciendo masivamente las semillas transgénicas perjudicando las plantaciones nativas paraguayas y poniendo en riesgo la vida humana para favorecer el agronegocio, subrayó.

Lugo comparó las acciones de Monsanto y del ejecutivo de Federico Franco con las empresas norteamericanas que en la década de los años 90 del pasado siglo, promovieron una vil campaña en Bolivia para que los indígenas no tuvieran hijos y sembraron el pánico con mentiras y calumnias en muchas mujeres bolivianas.

Estas grandes multinacionales, tras el golpe, siembran la muerte en las semillas nativas paraguayas, pero queremos vuelva a nacer nuestra semilla tradicional, recalcó.

Asimismo, llamó al pueblo a seguir resistiendo a los golpistas y a las transnacionales, pues el intento de matar la democracia en Paraguay no les va a salir barato.

Un reciente estudio dado a conocer este miércoles por expertos franceses de la Universidad de Caen, dirigidos por Gilles Eric Seralini, determinó que ratas alimentadas durante toda su vida con maíz transgénico de Monsanto o expuestos al Roundup, el fertilizante más vendido por la transnacional, sufrieron daños múltiples en sus órganos y murieron de forma prematura, contrario a otras que fueron tratadas de forma natural, según informó Telesur.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.