Sirios avanzan en proceso de reconciliación

Pese a la agresión impulsada desde el exterior y la acción de las bandas armadas, las fuerzas nacionales tratan de encausar un proceso de negociación para sacar al país de la crisis impuesta y llevar a términos de hechos una serie de cambios y reformas que impulsa el Gobierno del presidente Bashar al-Assad

Autor:

Juventud Rebelde

La Alianza de los Partidos del Frente y las fuerzas nacionales y progresistas de Siria iniciarán este lunes en Damasco un encuentro para abordar el diálogo político, la reconciliación nacional y la prevención del terrorismo, informa PL.

El evento se extenderá hasta mañana en un céntrico hotel capitalino, con la presencia se numerosas figuras nacionales interesadas en encontrar una solución a la crisis en este país sin injerencia externa y entre sirios.

Entre las propuestas que entrarán en el debate están las formas de cómo encausar el diálogo político, el papel del Ejército Árabe Sirio como garante de la soberanía y la seguridad del país, el rechazo a la intervención externa, la prevención del terrorismo, la reconciliación nacional y la necesidad de mantener el Estado y sus instituciones.

Pese a la agresión impulsada desde el exterior y la acción de las bandas armadas, las fuerzas nacionales tratan de encausar un proceso de negociación para sacar al país de la crisis impuesta y llevar a términos de hechos una serie de cambios y reformas que impulsa el Gobierno del presidente Bashar al-Assad, pero entorpecidas desde fuera.

La víspera en el hotel Cham de Damasco se inició un simposio intelectual-jurídico-político titulado «El terrorismo internacional: entre la política y la ley», en el que participan juristas árabes y sirios, con el propósito de analizar aspectos legales de la lucha contra el terrorismo, entre otros.

El ministro de Justicia, Najem H. al-Ahmad, puntualizó durante la inauguración del foro que algunos países apoyan a los grupos terroristas armados en Siria, con el único fin de empujar al país hacia el fuego de la «sedición sectaria», cuyas llamas alcanzarán a cada sirio sin excepción.

Señaló que algunos canales satelitales en el exterior animan a los sirios a adoptar diferentes y detestables ideas sectarias, y abogó por una solución interna a la crisis.

Mientras, otro de los participantes, el ministro de Información, Omran al-Zoubi, subrayó que la postura del Estado no variará en cuanto a realizar un diálogo político nacional inclusivo.

Aclaró que el diálogo al que convoca el Estado no tiene nada que ver con las operaciones de persecución de los grupos terroristas por parte de las fuerzas del Ejercito Árabe Sirio, indicando que «los que quieren que sean detenidas las operaciones militares, desean la continuación de los actos de sabotaje y las agresiones contra las ciudades y los poblados sirios».

Puntualizó que enfrentar el terrorismo resulta una cosa y el lanzamiento de un diálogo político es otra. El diálogo, subrayó, «contribuirá a los esfuerzos en la solución de la seguridad y militar frente a las armas de los grupos terroristas armados mercenarios de Al-Qaeda, el Frente de Al-Nusra y los mercenarios extranjeros».

Al-Zoubi aclaró que la oposición que lleva armas no es una oposición política, por lo tanto debe ser enfrentada con las armas y «abrir fuego contra los soldados sirios patrióticos e ideológicos es algo inaceptable y ningún sirio puede concebirlo».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.