Cacerola global contra pago de deuda y recortes

Miles de personas toman las calles de varias ciudades en el mundo para protestar contra los rescates de bancos a costa de los salarios y los tijeretazos a salarios y servicios públicos

Autor:

Juventud Rebelde

MADRID, octubre 13.— Miles de personas en el mundo protagonizaron este sábado una cacerola internacional

En el marco de una jornada denominada Global Noise (Ruido Global) para rechazar el pago de una deuda que la gran parte de la ciudadanía no ha contribuido a engrosar, las desigualdades y la opresión de un sistema injusto que pone al capital por encima de sus ciudadanos.

En Madrid, la capital española, unos dos millares de personas salieron a las calles golpeando cacerolas, sartenes y tapaderas para hacerse oír por los poderes públicos, para denunciar los efectos de la crisis en la población mientras los bancos son rescatados.

Convocados por el Movimiento 15M —bautizado así por las multitudinarias protestas del 15 de mayo de 2011—, hombres y mujeres de todas las edades, algunos con niños, partieron en un ambiente festivo de la sede de la Unión Europea en la capital española hasta la emblemática plaza de la Puerta del Sol, reseñó AFP.

Los manifestantes gritaban «!No es una crisis, es una  estafa!« y «!Esta deuda no la pagamos!».

«No a la dictadura de los bancos», «privatizan para robar más» y «euro hurto» se leían en algunos carteles, según ANSA.

Bajo el lema «No debemos, no pagamos», el 15-M o los indignados, como también se conocen, exigieron la moratoria en el pago de la deuda hasta realizar una auditoria ciudadana, la creación de una banca pública y el cese inmediato de las privatizaciones y los recortes, apuntó PL.

Reclamaron, además, la anulación de la reforma laboral del Gobierno conservador de Mariano Rajoy, que abarata y facilita el despido de los trabajadores, así como responsabilidades civiles y penales a los gestores políticos y económicos que generaron la deuda ilegítima.

Sus organizadores aseguran que más del 80 por ciento de la deuda española es privada, «principalmente en manos de la banca y las grandes empresas, que la han generado obteniendo por el camino enormes beneficios de los que no han hecho partícipes al conjunto de la población», dijeron los activistas en la página Desmontando Mentiras.

El sonido de cacerolas, sartenes, cencerros y panderetas también se sintió en urbes como Barcelona, Valencia, Sevilla y Santander.

En Lisboa, Portugal, miles de personas volvieron a salir a la calle para pedir un cambio de rumbo al Gobierno conservador apenas 48 horas antes de que éste entregue en el Parlamento su propuesta de Presupuestos para 2013, que incluye un significativo aumento de impuestos que ya ha sido fuertemente contestado, apuntó EFE.

La Confederación General de Trabajadores Portugueses (CGTP, que cuenta con más de 600 000 afiliados según sus datos) celebró una marcha que tuvo como destino final el Parlamento, donde se reunieron varios miles de personas y se escucharon duras críticas hacia el Ejecutivo.

Los representantes de la cultura lusa también exigieron fin a la austeridad, en Lisboa y en otra docena de ciudades del país.

También se reportaron manifestaciones en Canadá, Francia y Japón, donde el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial celebraron su reunión anual.

Por su parte, el movimiento Occupy, de Estados Unidos, tenía programadas protestas similares en varias ciudades norteamericanas. Las manifestaciones también tendrían lugar en Reino Unido, Australia, y México, entre otros países.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.