Cumbre europea acuerda crear organismo de supervisión bancaria

La UE aprobó nuevas sanciones económicas contra Irán

Autor:

Juventud Rebelde

BRUSELAS, octubre 19.— Luego del contrapunto de la víspera entre Francia y Alemania, los líderes de la Unión Europea encontraron un acuerdo para llevar adelante la creación de un mecanismo único de supervisión bancaria, confiado al Banco Central Europeo (BCE), a partir de 2013, dijo ANSA.

Dejando abiertas muchas cuestiones controvertidas, el compromiso permite declararse satisfechos tanto al presidente francés, Francois Hollande, como a la jefa del Gobierno alemán, Angela Merkel.

El acuerdo fija dos criterios: que los 6 000 bancos de la zona euro sean gradualmente supervisados por el BCE hacia 2014, y que sea posible recapitalizar directamente los bancos en problemas a través del fondo de rescate europeo (SME).

Berlín se mantuvo inflexible en evitar indicar una fecha para el inicio de la recapitalización directa y para limitarla solo a las pérdidas futuras.

De confirmarse, esta posición le impedirá al Gobierno español darle oxígeno a sus entidades bancarias, asfixiadas por la burbuja inmobiliaria, pasando directamente a un fondo de rescate.

Por otra parte, Grecia no estuvo en el centro de las negociaciones y recibió palabras de aliento. Su premier, Antonis Samaras, se mostró confiado sobre el desembolso del próximo tramo de las llamadas ayudas por 31 500 millones de euros hacia mediados de noviembre.

Según ANSA, el rol de aguafiestas le cupo una vez más al premier británico David Cameron, que anunció el veto al presupuesto plurianual 2014-2020, que dijo es «inaceptable» para el Reino Unido; y el tema tendrá su propia cumbre los días 22 y 23 de noviembre.

PL informa que los mandatarios consideran medidas para incentivar el crecimiento y el empleo como factor fundamental para la estabilidad de los hogares, uno de los problemas más acuciantes de la actualidad continental.

La evaluación sobre el empleo tuvo en cuenta el desatino de las políticas de austeridad que dejaron a millones de personas sin trabajo, en particular en países como Grecia con cinco años de recesión, Irlanda, Portugal, España e Italia.

Como parte de la política injerecista habitual, la UE aprobó nuevas sanciones económicas contra Irán, con la intención de ejercer más presión sobre su programa energético-nuclear, arguyendo que la nación persa viola sus obligaciones internacionales y se resiste a cooperar con la Organización Internacional de la Energía Atómica.

Las disposiciones están diseñadas para afectar las finanzas y los sectores de energía, transporte, telecomunicaciones, transacciones financieras y el comercio, con el fin de dañar a las dependencias estatales que se benefician y cooperan con el programa nuclear iraní, que tiene fines pacíficos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.