Llaman en Granma a mantener medidas preventivas - Internacionales

Llaman en Granma a mantener medidas preventivas

Evalúa Consejo de Defensa Provincial algunas de las afectaciones en el territorio, las perspectivas de recuperación y las posibles incidencias de futuras lluvias en esta región del archipiélago

Autor:

Juventud Rebelde

BAYAMO, Granma._ Aunque el huracán Sandy se aleja progresivamente de Cuba, no deben «desmontarse» las disposiciones vinculadas a la protección de la vida de las personas y los recursos materiales.

Esta fue una de las principales reflexiones del Consejo de Defensa Provincial de Granma, que esta mañana evaluó algunas de las afectaciones en el territorio, las perspectivas de recuperación y las posibles incidencias de futuras lluvias en esta región del archipiélago.

Por eso, ese órgano insistió que no deben transportarse todavía a sus hogares aquellas personas que viven en zonas tradicionalmente afectadas por los escurrimientos de las aguas de Las Tunas, Holguín y Santiago de Cuba.

Al respecto, el mayor Luis Escalona, jefe del órgano de la Defensa Civil en Granma, recordó que en otras ocasiones, luego del paso de un huracán se habían retornado a sus casas ciudadanos evacuados; y luego de producirse los escurrimientos habían tenido que volverse a evacuar.

En esta provincia, durante el paso de Sandy, fueron protegidas más de 4000 personas en albergues y más de 118 000 en viviendas seguras.

Por otro lado, la presidenta del Consejo de Defensa provincial, Sonia Virgen Pérez Mojena, alertó sobre el peligro que representan los ríos crecidos en el territorio, que no deben cruzarse bajo ningún concepto.

Asimismo enfatizó que deben extremarse las medidas higiénico-sanitarias para evitar enfermedades diarreicas y la proliferación de vectores.

En consonancia, se conoció en la reunión del Consejo de Defensa que se han habilitado en Granma 71 pipas para llevar agua potable a distintos puntos que hoy reciben ese líquido sin la calidad requerida.

Hasta ahora las mayores afectaciones en la provincia se encuentran en las redes eléctricas –que se han ido restableciendo poco a poco-, aunque también han quedado incomunicados algunos caseríos por las crecidas de los ríos y de manera preliminar se reportan viviendas, bodegas y parcialmente dañadas en regiones montañosas.

Antes de las lluvias asociadas a Sandy, los embalses del territorio se encontraban al 64 por ciento, pero en estos momentos ese número debe haber crecido de forma significativa. Las presas Paso Malo (en Bartolomé Masó) y Corojo (en Guisa) estaban aliviando para evitar congestiones y posibles complicaciones, que pongan en riesgo vidas humanas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.