Congreso panameño deroga ley privatizadora

El reclamo popular por su derogación fue unánime desde antes de que el presidente Ricardo Martinelli la sancionara, acción que provocó graves enfrentamientos durante diez días

Autor:

Juventud Rebelde

PANAMÁ, octubre 28.— El pleno de la Asamblea Nacional de Panamá aprobó este domingo con 59 votos el proyecto que deroga la polémica Ley 72 de 2012 sobre venta de tierras de la Zona Libre de Colón responsable de manifestaciones, muertes y saqueos.

Fue el último debate de la ley sancionada el 19 de octubre por el presidente Ricardo Martinelli la cual provocó un sangriento conflicto en Colón que se extendió a todo el país.

El reclamo por su derogación fue unánime desde antes de que el mandatario la sancionara, pero aún así la firmó y a las pocas horas desapareció del país para iniciar una gira asiática de la cual regresó hoy en la madrugada.

La represión policial, para lo cual el gobierno movilizó a sus efectivos de la frontera, dejó cuatro muertos, un número aún no determinado de heridos y cientos de detenidos, solamente 238 el último día en la capital donde se produjeron los principales asaltos a comercios y otros saqueos, dijo PL.

La oposición política y las organizaciones sociales culpan al gobierno por sancionar la ley que la gente no quería, por mantenerla vigente durante casi 10 días de virtual guerra civil, y de provocar esta última pues estaba consciente de que sucedería.

Las demandas por abuso de poder, violación de los Derechos Humanos, inconstitucionalidad de la referida ley, las muertes ocurridas, los daños causados a la economía y al pueblo, suman casi un centenar en instancias judiciales en Colón y en la capital, y algunas incluso en organismos internacionales.

Durante la sesión de la Asamblea, que comenzó a las 9:00 a.m. hora local de este domingo y terminó dos horas después, 17 diputados hablaron durante 10 minutos cada uno. La propuesta de derogación debe ser sancionada por Martinelli y publicada en la Gaceta Oficial.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.