Obama visita zonas arrasadas por Sandy en Nueva Jersey

Se estiman en 50 los muertos y la tormenta ya camina por Canadá. Reanuda Romney campaña electoral

Autor:

Juventud Rebelde

ATLANTIC CITY, octubre 31.— El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, visitó las zonas devastadas por la supertormenta Sandy en Nueva Jersey, el estado donde tocó tierra el lunes, y consoló en los refugios a algunas de las personas que han perdido sus casas, dijo EFE.

Obama lleva cuatro días apartado de la campaña para las elecciones del martes próximo, en las que busca ser reelegido para un segundo mandato. Dice la agencia noticiosa española que primero se dedicó a supervisar los preparativos ante la llegada del fenómeno atmosférico, y ahora a evaluar los daños por su impacto en varios estados del noreste del país.

También este miércoles visitó la sede en Washington de la Agencia Federal de Administración de Emergencias (FEMA) para recibir las últimas actualizaciones del impacto de Sandy, que ha dejado al menos 50 muertos en todo el país, y ya camina por Canadá. La mitad de esas víctimas son en el estado de Nueva York, dijo CNN.

Además, la policía informó de saqueos en numerosas partes de Nueva York y los agentes detuvieron a 13 personas en los barrios de Brooklyn y Queens, zonas muy afectadas por las inundaciones, donde las estaciones de policía fueron evacuadas, según la web del Wall Street Journal. Por el miedo a la criminalidad algunas localidades pequeñas de Virginia y Nueva Jersey impusieron toques de queda, dijo DPA.

Otras regiones también luchan por recuperarse: en el oeste de Virginia la tormenta dejó hasta un metro de nieve y en Chicago también se sintieron sus consecuencias, con fuertes vientos sobre el lago Michigan.

Más de seis millones de usuarios están sin electricidad en la región. La secretaria de Seguridad Nacional, Janet Napolitano, afirmó que la tormenta podría ser la más costosa en la historia estadounidense, reportó Reuters, y según DPA los daños materiales se estiman en hasta 20 000 millones de dólares.

La tormenta causaba más estragos mientras avanzaba al norte hacia Canadá. Las autoridades emitieron advertencias de inundaciones para la región de los Grandes Lagos y en los Montes Apalaches caían intensas nevadas, apuntó Reuters.

Entretanto, en Nueva Jersey, el Presidente estadounidense fue recibido por el gobernador del estado, el republicano Chris Christie, con quien sobrevoló en helicóptero las áreas más afectadas. Christie, que ha cuestionado el liderazgo de Obama, elogió ahora la respuesta del Presidente ante la inesperada crisis generada por Sandy en la recta final de la contienda, lo que le ha valido críticas de sus correligionarios de partido.

Según EFE, Obama y Christie visitaron un centro comunitario en el municipio de Brigantine habilitado como refugio para los damnificados; el mandatario prometió seguir apoyando a los afectados cuando lo peor haya pasado y sostuvo que la «máxima prioridad» de las autoridades es restablecer el servicio eléctrico.

Atlantic City, el principal centro de casinos de la costa este de EE.UU., muy afectado por Sandy, que tocó tierra en la cercana Cape May, es todavía una ciudad fantasma. En general, el caos sigue siendo la tónica en muchos lugares, con 5,9 millones de abonados sin luz en 15 estados y el distrito de Columbia, donde se ubica Washington, la capital del país.

Tras su visita a Nueva Jersey, Obama reanudará este jueves su campaña con una gira por los estados decisivos de Wisconsin, Nevada y Colorado.

El aspirante republicano a la Casa Blanca, Mitt Romney, ya retomó la suya con varios mítines en Florida, uno de los estados decisivos y que aporta 29 votos electorales de los 270 necesarios para ganar la presidencia. Uno de los mítines fue en Tampa, donde pidió ayuda a las víctimas de la tormenta,  unidad a los estadounidenses y ese mismo espíritu de cara a las elecciones del 6 de noviembre, prometiendo que si gana impulsará reformas capaces de unir a la ciudadanía, señaló EFE.

En Tampa, contó con el apoyo del ex gobernador Jeb Bush, el senador Marco Rubio, y del candidato al Senado Connie Mack IV, insistiendo en que EE.UU. no puede permitirse cuatro años más de mandato de Obama y que el país necesita un cambio de rumbo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.