Protestas en España contra las políticas de desahucios del gobierno

Varias organizaciones y miles de personas se manifestaron en el país europeo para condenar el segundo suicidio en menos de 20 días producto de los desalojos

Autor:

Juventud Rebelde

MADRID, noviembre 10.– Varios miles de personas salieron a las calles de la localidad vizcaína Baracaldo, en el País Vasco (España), para condenar el suicidio de Amaia Egaña de 53 años, que se lanzó al vacío cuando la iban a desalojar de su casa.

Es el segundo caso de suicidio en menos de 20 días por los mismos motivos, luego de que el pasado 25 de octubre un hombre apareció ahorcado en la sureña urbe andaluza de Granada, también antes de ser echado de su morada.

Un centenar de personas de la Plataforma Afectados por la Hipoteca (PAH) se concentró frente a la sede central de Bankia en Madrid, en un acto de protesta por los desalojos y solidaridad con la mujer fallecida.

Con gritos de «de norte a sur, de este a oeste, la lucha sigue cueste lo que cueste» o «gente sin casa, casa sin gente», los activistas han recogido firmas para evitar los desalojos ejecutados por los bancos, que dejan sin hogar a más de 500 familias al día en España y que se han convertido en la razón principal de los suicidios en el país.

Desde el Gobierno hasta los partidos de la oposición, pasando por sindicatos, asociaciones judiciales, agentes sociales y la iglesia, todos expresaron su consternación por el suicidio y fuentes del Gobierno dijeron que consideran urgente avanzar en una propuesta legislativa para impedir que se hagan efectivos los desalojos de las familias afectadas.

Por su parte la coalición Izquierda Unida (IU) lamentó este sábado que sólo después de la ocurrencia de estos hechos, los dos grandes partidos de España: el PP y el PSOE, comenzaran a hablar sobre la adopción de medidas para frenar los desahucios.

El líder de IU, Cayo Lara, en declaraciones a periodistas en la ciudad de Valencia, consideró dramático, triste e hipócrita que haya que esperar a que la gente se quite la vida para entonces empezar a estudiar propuestas contra las expulsiones de familias de sus hogares por no poder abonar el crédito a los bancos.

Denunció que durante el anterior gobierno del PSOE (2004-2011) hubo 300 mil ejecuciones hipotecarias, mientras que en el actual mandato del PP, iniciado en diciembre último, se realizaron 100 mil.

Lara recordó que en su reunión del pasado miércoles con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, le pidió suspender de manera inmediata los desahucios. De haber procedido como le imploramos seguramente el suicidio de ayer lo hubiéramos podido evitar, enfatizó.

Insistió en que la paralización de los desalojos pasa, entre otras medidas, por transformar la situación de estas viviendas en alquileres sociales a un precio que puedan pagar los propietarios, hasta tanto mejoren su situación económica.

De esa manera, se podrá hacer frente a un drama humano y a la sinrazón de las viviendas que están vacías y que ahora son propiedad de las entidades bancarias intervenidas por el Estado, señaló el máximo dirigente de la tercera fuerza política de España.

Desde el inicio de la debacle financiera, hace cuatro años, se realizaron más de 370 mil ejecuciones hipotecarias en España, que dejaron a centenares de miles de personas en la calle con una deuda de por vida.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.