Defiende Cuba integración regional en Cumbre Iberoamericana

En su intervención en la XXII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno, el canciller cubano defendió la integración regional como vía para encarar el orden imperante, el cual sigue siendo desfavorable para América Latina

Autor:

Juventud Rebelde

CÁDIZ, ESPAÑA, noviembre 17.– Al intervenir en la sesión plenaria de la XXII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno -foro que concluyó este sábado- el canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla calificó de peligroso el panorama mundial, marcado por la crisis económica y la postura guerrerista de la OTAN, reporta Prensa Latina.

El diplomático cubano advirtió que «las relaciones económicas siguen siendo significativamente desfavorables para América Latina» y defendió la integración regional como camino para encararlas.

Al respecto, Rodríguez destacó la creciente efectividad de los mecanismos regionales de coordinación, cooperación y concertación, como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), bloque de 33 países fundado en Caracas en diciembre de 2011.

Ante los peligros por la consagración de una doctrina militar y nuclear claramente ofensiva, la desestabilización de estados soberanos, el respaldo a grupos irregulares y la intervención militar, la Celac es nuestra obra más preciada, con la cual reivindicamos más de dos siglos de luchas y esperanzas, dijo.

Rememoró las palabras del presidente cubano, Raúl Castro, cuando en la Cumbre fundacional de ese mecanismo, avisó que «sería un grave error desconocer que América Latina y el Caribe han cambiado, que no se nos puede tratar como en el pasado».

Para el canciller cubano, el auge de los esfuerzos de latinoamericanos y caribeños por enfrentar la exclusión, la injusticia y la injerencia externa, modifica inexorablemente el papel de las cumbres iberoamericanas, cuyo carácter anual «no parece ser ya necesario».

De acuerdo con Rodríguez, la difícil coyuntura global ofrece una oportunidad singular a España y Portugal para articular una política eficaz y mutuamente enriquecedora hacia Latinoamérica, «basada en la relación respetuosa entre soberanos iguales sobre el sólido acervo de cinco siglos de historia compartida».

En su intervención, el diplomático agradeció los reiterados pronunciamientos de las cumbres iberoamericanas contra el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos a la Isla caribeña durante más de medio siglo, cerco recién condenado en Naciones Unidas por vigésimo primera ocasión.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.