Optimistas las FARC-EP respecto al diálogo

Reiteran solicitación a Obama para que Simón Trinidad, preso en EE.UU., pueda asistir a la mesa, y destacan importancia de la participación ciudadana en las conversaciones. Llegó a La Habana el general Oscar Naranjo, quien completa la delegación del Gobierno colombiano

Autor:

Marina Menéndez Quintero

Las FARC-EP manifestaron su «elevado» optimismo en las conversaciones que sostienen con el Gobierno en La Habana y desmintieron que existan tensiones entre las partes, como «adivinan» y «propalan sin fundamento, algunos medios».

En un comunicado suscrito por la delegación guerrillera a la mesa y leído a la entrada a la sede del encuentro por Andrés París, los representantes de las FARC-EP aseguraron que es firme su determinación en cuanto a sostener el espacio de diálogo «hasta lograr los propósitos de justicia social y la paz», y contando con la participación amplia y con garantías plenas de las organizaciones populares, sociales y la ciudadanía colombiana en general, tanto en la construcción de propuestas como en su refrendación.

El texto también reitera la solicitud formulada la víspera al presidente Barack Obama para que permita, mediante un indulto, la presencia física del comandante Simón Trinidad en las conversaciones. Ello, dijeron, sería «un gesto de humanidad» que daría un «inmenso aporte a la paz de Colombia».

Trinidad, nominado por las FARC-EP como delegado a estas conversaciones, fue extraditado a Estados Unidos en el 2004 y condenado allí a 60 años de prisión. Sin embargo, el texto afirma que se le realizaron juicios con falsas pruebas y se le condenó por un delito de terrorismo que jamás cometió que, además, no fue la causa invocada para solicitar su extradición, basada en el cargo de narcotráfico.

En este sentido, la delegación de la insurgencia rechazó que el ministro de Defensa colombiano, Juan Carlos Pinzón, haya denegado la solicitud con respecto a Simón Trinidad, al afirmar que la decisión de indultarlo «solo le concierne al Presidente Obama».

El mensaje también exhorta al pueblo colombiano a luchar «por su derecho a participar de manera directa en la mesa de diálogo», y recuerda que lo pactado previamente en La Habana (el Acuerdo General para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera, dado a conocer en la capital cubana el 26 de agosto) no incluye únicamente de cinco puntos. Se trata, recuerda, de un acuerdo integral para superar las razones de fondo que han generado el conflicto político, social y armado que padece Colombia.

Ese documento consta de dos elementos esenciales indisolublemente ligados: un Preámbulo de fundamentos para la paz y una Agenda temática de seis puntos, afirman.

«Las FARC-EP no darán pasos a espaldas del país y nuestro avance depende de la participación ciudadana», asegura el comunicado.

Completa la delegación del gobierno

Fuentes cercanas al diálogo confirmaron este sábado a los numerosos periodistas que cada día esperan la llegada de la delegaciones a la mesa, establecida en el capitalino Palacio de Convenciones, el arribo a Cuba del general Oscar Naranjo, negociador plenipotenciario del ejecutivo de Juan Manuel Santos, y el único que faltaba para completar la nómina gubernamental, que encabeza Humberto de la Calle.

Según supo JR, las representaciones trabajan tres días y luego hay una jornada de supuesto receso en la que, sin embargo, cada delegación trabaja por separado.

Ese es el ritmo con el que se desarrollan las conversaciones, razón por la cual las partes se reunirán también mañana domingo pero no lo harán el lunes, cuando deliberarán, cada una, en solitario.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.