Se enfrentan opositores y fuerzas de seguridad - Internacionales

Se enfrentan opositores y fuerzas de seguridad

Los manifestantes alegan traición, mientras que el Gobierno defiende que las prerrogativas propuestas serán temporales

Autor:

Juventud Rebelde

EL CAIRO, diciembre 4.— Opositores al presidente egipcio Mohamed Morsi y las fuerzas de seguridad protagonizaron enfrentamientos frente al Palacio Presidencial, en una jornada en la que desarrollaron la marcha del Último Aviso contra las facultades excepcionales del presidente y la Constitución, reportó BBC.

A más de una semana de la vigilia permanente en la Plaza Tahrir y de disturbios en los que han menudeado los choques entre manifestantes y policías, la crisis política egipcia aparece más bloqueada que nunca antes.

El mandatario ha dejado en claro que mantendrá sus poderes hasta completar lo que denomina la fase de institucionalización de la revolución, pero los opositores siguen acusándolo de intenciones dictatoriales y de favorecer la hegemonía política de la Hermandad Musulmana (HM).

Los manifestantes pudieron corear todas sus consignas, pero a la distancia de un kilómetro del Palacio Presidencial, donde una barrera de alambre de púas les impidió el paso.

Un contingente de fuerzas antimotines, con cascos y escudos protectores, observaba impasible a las decenas de personas que se congregaron en las inmediaciones de la mansión ejecutiva para rechazar la decisión del presidente egipcio, Mohamed Morsi, de dotarse de facultades excepcionales.

Los opositores echan en cara al Presidente haber traicionado la revolución del 25 de febrero, como llaman los egipcios a las protestas populares que el año pasado obligaron a renunciar al ahora encarcelado ex presidente Hosni Mubarak.

Varios periódicos amanecieron en huelga, al igual que el Club de Jueces, que rehúsan supervisar el referendo constitucional anunciado por el Presidente para el próximo día 15, así como la Suprema Corte Constitucional, que suspendió funciones alegando presiones de grupos islamistas.

Por otro lado, el Supremo Consejo Judicial Egipcio anunció que nominará jueces y fiscales para certificar la consulta y criticó al gremio de magistrados por «sobrepasar su autoridad» al declarar el paro.

El proyecto de Carta Magna, aprobado a toda prisa por la Asamblea Constituyente, asimismo es causa de fricción, debido a que facilita la preeminencia de los Ajuan Musulmin (Hermanos Musulmanes, en árabe) en la vida política nacional, según sus impugnadores.

El sábado, Morsi recibió un espaldarazo multitudinario de egipcios partidarios de los Hermanos Musulmanes, y es obvio que el texto será aprobado en el referendo, programado para el 15 de diciembre, pero también resulta palpable que son muchos opositores.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.