Rechaza Coalición Islamista retraso del referendo

Tensa calma luego de protestas

Autor:

Juventud Rebelde

EL CAIRO, diciembre 8.— La Coalición Islamista de Egipto rechazó este sábado cualquier retraso en el referendo sobre la nueva Constitución, en referencia a la decisión anunciada a última hora del viernes por el vicepresidente Mahmoud Mekki, a nombre del mandatario.

En un comunicado, esa plataforma subrayó que el plebiscito tiene que celebrarse en su fecha, el próximo 15 de diciembre, «sin modificación ni retraso», porque la consulta popular es «un paso en el camino hacia la estabilidad y la construcción de las instituciones del Estado», informó EFE.

Mientras, según PL, decenas de personas se mantuvieron acampadas cerca de la mansión ejecutiva en espera de los acontecimientos, tras la propuesta del presidente Mohamed Morsi de posponer el referendo constitucional, programado para el día 15.

La nación permanece en medio de una tensa calma después que miles de opositores montaran asedio al Palacio Presidencial en el distrito de Heliopolis, escenario de choques los tres últimos días en los que han muerto seis personas, según los recuentos oficiales.

El crispamiento se hizo más patente después que un recién creado Frente de Salvación Nacional, integrado por tres partidos laicos, rechazó participar en un diálogo propuesto por Morsi.

La oposición laica asegura que el mandatario ha ignorado sus reivindicaciones de anular el acta constitucional con la que blindó sus poderes y la convocatoria del referendo sobre la Carta Magna. Otras agrupaciones dijeron que estudian la posibilidad de asistir.

Por su parte, el portavoz de los Hermanos Musulmanes, Mahmud Gozlan, pidió «contención» a sus seguidores y les solicitó que no se dirijan al Palacio Presidencial para evitar choques con los opositores, apuntó Telesur.

De acuerdo con PL, la propuesta de demorar el referendo establece un compás de espera para la crisis, cuya salida negociada parece distante, de acuerdo con las posturas del mandatario y de sus detractores.

En este clima de desconfianza, las razones de la crisis: la declaración constitucional que confiere facultades excepcionales al Presidente, y el proyecto de Constitución, permanecen intactas.

Morsi ha intentado tres gestos conciliatorios: proponer la eliminación de uno de los puntos de la Declaración Constitucional, llamar al diálogo y posponer el referendo, pero la impresión prevaleciente de algunos analistas es que es demasiado poco y muy tarde para una oposición radicalizada y desconfiada de sus intenciones.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.