Netanyahu lanza su campaña

En un discurso ante sus partidarios reunidos en Jerusalén, el Primer Ministro israelí realizó un balance económico elogioso de su Gobierno y aseguró que su prioridad es «detener» el programa nuclear iraní

Autor:

Juventud Rebelde

TEL AVIV, diciembre 25.— El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, jefe del derechista partido Likud, favorito para las elecciones legislativas del próximo 22 de enero, lanzó el martes por la noche su campaña asegurando que su prioridad es «detener» el programa nuclear iraní.

En un discurso belicista y manipulador del miedo, ante sus partidarios reunidos en Jerusalén, Netanyahu dijo: «¿Cuál es el candidato que los electores consideran como el más capaz de enfrentar la “amenaza” iraní? ¿La “amenaza” relacionada con los misiles? ¿La “amenaza” del terrorismo?», advirtió, siguiendo la línea de mensajes que lleva desde hace meses y en la que preconiza una operación militar contra Irán.

Según AFP, Netanyahu también realizó un balance económico elogioso de su Gobierno y solo mencionó brevemente el conflicto con los palestinos.

El aliado político de Netanyahu, el ex ministro de Relaciones Exteriores Avigdor Lieberman, quien renunció luego de su inculpación por fraude y abuso de confianza, estaba presente para el inicio de la campaña electoral en Jerusalén.

Según la última encuesta, el bloque Likud-Beitenu obtendría 35 diputados de 120, en baja con relación a las anteriores semanas, pero el diario Haaretz (izquierda), dijo que Netanyahu sigue siendo el dirigente político en quien los israelíes tienen más confianza.

Coincidiendo con esta campaña electoral, se conoció que el Ministerio del Interior israelí aprobó la construcción de otras 1 200 viviendas en un distrito de Jerusalén este —que es zona palestina—, denunció el movimiento Shalom Ajshav (Paz Ahora, en hebreo).

Las unidades estarán ubicadas en un distrito que los israelíes llaman Gilo, próximo a Belén, y la licitación será presentada en breve, acorde con precisiones de los pacifistas, según los cuales la aprobación fue acordada anoche en una reunión con el Comité de planeamiento de Jerusalén, que los árabes llaman Al Quds.

Solo en las últimas semanas el Gobierno del primer ministro Benjamín Netanyahu ha dado luz verde a la construcción de 5 350 unidades en Cisjordania y el oriente de Jerusalén, territorios del estado palestino independientes, según acuerdos firmados por ambas partes a principios de la década de 1990 en Oslo, la capital noruega.

Los permisos de construcción forman parte de las represalias israelíes tras la elevación en la ONU del estatuto de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) a la condición de Estado no miembro observador, que Washington no pudo impedir a pesar de una intensa campaña, dijo PL.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.