Continúan manifestaciones en España contra privatización de la salud pública

Médicos ataviados con sus tradicionales batas blancas salieron nuevamente a las calles de Madrid en rechazo a lo que consideran el desmantelamiento de una salud universal, gratuita y de calidad

Autor:

Juventud Rebelde

Madrid, enero 13.— Miles de personas abarrotaron este domingo el centro de la capital española en protesta contra los planes del gobierno de la Comunidad de Madrid de privatizar la gestión de seis hospitales y 27 centros de salud.

Por segunda vez en una semana, médicos ataviados con sus tradicionales batas blancas salieron nuevamente a las calles de la principal urbe de España en rechazo a lo que consideran el desmantelamiento de una salud universal, gratuita y de calidad, informó PL.

Profesionales y usuarios de los servicios sanitarios se concentraron frente a la sede del Ministerio de Sanidad, en el Paseo del Prado, tras protagonizar una multitudinaria manifestación que partió desde la céntrica Plaza de Colón.

Bajo el lema La salud no se vende, se defiende, la protesta pacífica fue convocada por todas las organizaciones sindicales integrantes de la mesa sectorial de la Sanidad.

Durante la marcha, que se desarrolló sin incidentes y entre cánticos como Qué jeta, un euro por receta, Julián Esquerra, portavoz de la Asociación de Médicos y Titulados Superiores (Amyts), aseguró que sindicatos y ciudadanos seguirán saliendo a la calle unidos hasta frenar los planes privatizadores.

El pasado 27 de diciembre, la Asamblea de Madrid (Parlamento regional) dio luz verde a una controvertida norma que permitirá la privatización de seis clínicas y del 10 por ciento de los centros de atención primaria de esta autonomía, gobernada por el derechista Partido Popular (PP).

Gracias a la mayoría absoluta del PP (al frente también del Gobierno de España), el legislativo autonómico aprobó la conocida como Ley de Acompañamiento de los Presupuestos para 2013, que incluyó, además, el cobro de un euro por receta médica a partir de este mes.

La manifestación de este domingo pone fin a una semana en la que se reactivó el conflicto sanitario, con el anuncio de dos nuevos llamamientos de los gremios a la huelga y la decisión del Ejecutivo central de recurrir ante el Tribunal Constitucional el euro por receta.

Por su parte, la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (AFEM), una de las organizaciones que convocó la primera marcha de 2013, celebrada el lunes último, acordó llamar a un día de paro a la semana, que arrancará en un plazo de 15 días.

La primera gran manifestación de la ya bautizada como Marea Blanca, en alusión a las batas de los doctores, ocurrió el 18 de noviembre, cuando decenas de miles de trabajadores y usuarios confluyeron en la emblemática Puerta del Sol.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.