Niña hondureña de 5 años fue detenida 29 horas en aeropuerto español - Internacionales

Niña hondureña de 5 años fue detenida 29 horas en aeropuerto español

La niña viajó para reencontrase con su madre, a quien no veía desde el último cuatrienio

Autor:

Juventud Rebelde

MADRID, febrero 3.— Funcionarios de la policía española retuvieron por 29 horas en la sala de inadmitidos del aeropuerto Madrid-Barajas a una niña hondureña de cinco años, por no tener la carta de invitación de su madre, que reside en la nación europea.

Alexa, quien llevaba 4 años sin ver a su madre, pasó varias horas de ansiedad hasta que las autoridades de inmigración de España permitieron a la niña salir del terminal aéreo, al que arribó como turista el pasado jueves.

La niña viajó desde Honduras en compañía de su prima Dulce de 19 años, para reencontrase con su madre, indicó Telesur.

La joven familiar de Alexa aseguró ante medios de comunicación que cumplían con todos los requisitos para ingresar a España como turistas. Detalló que tenían pasajes de ida y vuelta, reservas de hotel y dinero suficiente para pasar una semana en Madrid.

Wendy, la madre de la infante, explicó que en vista de que pasó varias horas esperando la salida de Alexa contactó a un grupo de abogados, que consiguieron «in extremis» una orden judicial bajar a la pequeña del avión en que iban a devolverla a su país de origen.

Sin embargo, las autoridades españolas deportaron a su prima Dulce a Tegucigalpa (capital hondureña), después de 48 horas de su llegada a la Madrid, sin llegar a salir del aeropuerto.

En el año 2010 la maestra argentina de 88 años, Ada Ghiara de Rodríguez, viajó a España a visitar a sus hijos, rutina que cumplía desde hace 30 años, pero fue devuelta a Argentina. «Esta vez en el aeropuerto de Barajas nos trataron peor que a delincuentes y en siete horas ni siquiera nos dieron un vaso de agua», denunció.

Igualmente en marzo del 2012 una abuela brasileña de 77 años fue expulsada de España porque carecía de carta de invitación. Llegó al aeropuerto de Barajas en Madrid para visitar a su hija y no la dejaron salir. «Estuve sin comer, sin alimentarme, casi me muero», aseguró la mujer a medios brasileños, quienes denunciaron el maltrato que recibió la señora por parte de las autoridades de inmigración.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.