Jefe del Pentágono justifica respuesta de EE.UU. al ataque en Bengasi

El secretario de Defensa, Leon Panetta, dijo que la acción más rápida que pudo realizarse fue el envío inmediato de un grupo de las fuerzas de operaciones especiales desde Trípoli a Bengasi, además de que se ubicó un avión teledirigido no armado sobre la instalación

Autor:

Prensa Latina

El secretario de Defensa, Leon Panetta, justificó este jueves en una audiencia senatorial las acciones de respuesta de Estados Unidos tras el ataque contra el consulado norteamericano en Bengasi, Libia, el 11 de septiembre pasado.

Durante su intervención ante el Comité de Servicios Armados del Senado, el jefe del Pentágono dijo que la principal dificultad para enviar tropas al lugar fue por un problema de distancia y tiempo, debido a la rapidez de la acción del grupo terrorista y la lejanía de las fuerzas que podían responder en ese momento.

Reiteró que no hubo posibilidad de hacer más de lo que se hizo para contrarrestar el asalto contra la instalación consular norteamericana, que provocó la muerte del embajador estadounidense en Trípoli, Christopher Stevens y otros tres funcionarios.

Panetta dijo que la acción de respuesta más rápida que pudo realizarse fue el envío inmediato de un grupo de seis miembros de las fuerzas de operaciones especiales desde Trípoli a Bengasi, además de que se ubicó un avión teledirigido (drone) no armado sobre la instalación.

Pero el funcionario aclaró que otros medios para combatir a los atacantes hubieran necesitado 12 horas para llegar al lugar, informó el sitio digital de la cadena Fox News. En la que pudiera ser su última aparición en el Capitolio como jefe del Pentágono, Panetta asistió junto con el presidente de la Junta de Jefes de Estado Mayor, el general Martin Dempsey, quien señaló que los militares nunca recibieron órdenes de trasladar unidades a Bengasi, y agregó que ese día había amenazas similares en otros lugares.

El senador republicano por Arizona, John McCain, criticó el hecho de que las fuerzas armadas no estuvieran preparadas para actuar a pesar de que los diplomáticos estadounidenses en Libia alertaron de posibles ataques contra sus instalaciones.

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, testificó el 23 de enero ante el Comité de Servicios Armados del Senado, y reconoció que la agencia que dirige es la máxima responsable de la seguridad de los diplomáticos norteamericanos en el exterior.

Un informe de la cámara alta publicado el 31 de diciembre pasado culpó al Departamento de Estado y al Pentágono por falta de previsión en torno al atentado contra el consulado en Bengasi.

Los legisladores señalaron que la cancillería estadounidense fue incapaz de evaluar de forma apropiada la situación y no elevó las medidas de seguridad después de que fuentes de inteligencia alertaron que los funcionarios estaban amenazados por grupos terroristas.

De acuerdo con el documento, el Pentágono carecía de unidades en lugares cercanos para responder de forma oportuna a un atentado como este.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.