Domingo sangriento deja una treintena de muertos en Iraq

En total fueron detonados 11 automóviles cargados de explosivos

Autor:

Prensa Latina

BAGDAD, febrero 18.— Las autoridades de Iraq informaron este lunes de 33 muertos y 124 heridos tras la ola de atentados que este domingo sacudieron a la nación árabe.

La comunicación precisa que en total fueron detonados 11 automóviles cargados de explosivos, cuatro de ellos en el distrito popular chiíta de Sadr City, en el oriente de esta capital, donde se registró la mayor letalidad.

Otros ataques tuvieron como escenario el mercado popular al aire libre de Hussainiya en ese distrito bastión del clérigo Muqtada al Sadr, el influyente clérigo chiíta enemigo jurado de la ocupación militar estadounidense y del Gobierno del primer ministro Nuri al Maliki.

Asimismo, se registraron explosiones en los vecindarios de Al Amin, Kamaliya, una calle del populoso distrito de Karrara, donde fue detonado a distancia un ingenio explosivo artesanal; Ourfally, Kiyara y en la calle Falah, en una barriada cercana.

El único indicio sobre los autores de los ataques fue un post en un sitio electrónico en el cual el Ejército de Naqashabandiya y el Ejército Libre Iraquí, ambos asociados a la red Al Qaeda, se los adjudicaron, aunque no existen pruebas de su veracidad.

En una declaración que circula hoy, el primer ministro Nuri al Maliki condenó los ataques como «incitación», los describió como «la aplicación práctica de exhortaciones al odio y el sectarismo» y ordenó al Ministerio del Interior a adoptar medidas para evitarlos.

Las formulaciones del primer ministro fueron secundadas por el presidente del parlamento Osama al Nujiafi, quien describió los atentados como «un intento de fomentar divisiones nacionales y desgarrar el tejido social».

En contraposición, el líder del movimiento sunita El despertar, Ahmed Abu Risha, declaró que las acciones del domingo fueron «un castigo al movimiento del clérigo Muqtada al Sadr por apoyar a los manifestantes» antigubernamentales en la provincia occidental de Al Anbar.

Desde fines de diciembre pasado esa provincia es escenario de protestas contra el Gobierno al que acusan de utilizar las provisiones de la ley antiterrorista para marginar a la comunidad musulmana sunita de la vida política.

Nosotros y nuestros hermanos chiítas estamos al tanto de lo que hace el Gobierno, declaró Ahmed Abu Risha.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.