Republicanos no aceptan propuesta de Obama sobre ley migratoria - Internacionales

Republicanos no aceptan propuesta de Obama sobre ley migratoria

La filtración el fin de semana de las ideas que conforman la propuesta alternativa del gobierno despertó airadas reacciones de prominentes figuras republicanas del Congreso

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, febrero 18.— La oposición republicana estadounidense está reacia a aceptar las propuestas de la Casa Blanca para alcanzar una reforma integral de las leyes migratorias, destacan este lunes medios de prensa de esa nación norteamericana.

La filtración el fin de semana de las ideas que conforman la propuesta alternativa del gobierno despertó airadas reacciones de prominentes figuras republicanas del Congreso que negocian con los demócratas las aproximaciones a un tema que enfrenta a sectores políticos y sociales desde hace décadas.

Para algunos republicanos es algo contraproducente la filtración de las ideas, las que, según el senador opositor Marco Rubio, pueden darse por muertas antes de llegar al Capitolio.

En esa línea también se mueve el senador John McCain, una figura controvertida en sus aproximaciones al tema que desde la administración de George W. Bush se movió del apoyo a la oposición a cualquier plan que implique lo que ellos consideran una amnistía para un estimado de 11 millones de personas sin papeles que trabajan o residen en el país.

El fin de semana McCain aseguró en televisión que la iniciativa del gobierno fracasará pese a contemplar algunas de las exigencias opositoras como la de mayor seguridad en la frontera para que siga su curso legislativo.

La reforma de las leyes, negociada en la actualidad por grupos de ambos partidos, tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes, aparentemente no puede ser guiada por la Casa Blanca, donde el presidente Obama parece dispuesto a tener un protagonismo, evidencian declaraciones de las partes.

Al respecto de la postura republicana, el jefe de personal de la Casa Blanca, Denis McDonough, advirtió que la administración apoya las gestiones pero si eso no funciona, Obama está dispuesto a ir adelante con algunas prerrogativas presidenciales para avanzar en el tema.

Este lunes varios medios abordaron la filtración del plan gubernamental, lo cual desató una serie de recriminaciones políticas y preguntas acerca de la promesa de Obama de permitir conversaciones bipartidistas en el Congreso para tomar precedencia.

Algunos análisis sostienen que los republicanos podrían utilizar la participación directa del presidente como una razón para rechazar un posible compromiso bipartidista sobre el tema migratorio.

Pero los propios comentarios de funcionarios gubernamentales indican que no hay una posición final en el gobierno y que lo aireado son solo algunas ideas que pueden ayudar en las aproximaciones que realiza el Congreso.

Sin embargo, los republicanos entienden que los esfuerzos del mandatario para desarrollar su propia legislación socavarían los trabajos en el Capitolio, ya que en su opinión las ideas de la Casa Blanca toman las cosas en la dirección equivocada.

Destaca en la iniciativa gubernamental el concepto de abrir un camino con fecha precisa para la regularización y obtención de la ciudadanía de los indocumentados, a diferencia de los republicanos que favorecen una ruta larga para la obtención de la residencia y la nacionalización.

Se esperan en las próximas semanas mayores enfrentamientos sobre el tema y más acusaciones de las partes contra presuntos intentos de politización de una solución de cara a los aún lejanos comicios presidenciales de 2016.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.