Proponen las FARC-EP contabilizar la tierra en Colombia

Amenaza presidente Santos con levantarse de la mesa si no avanza el diálogo

Autor:

Yailé Balloqui Bonzón

Nuevas proposiciones vinculadas con el tema agrario ofrecieron las FARC-EP al Gobierno colombiano, esta vez destinadas a la realización de un censo que esclarezca en manos de quién está realmente la mayor concentración de la tierra en esa nación sudamericana.

La propuesta viene precedida por recientes afirmaciones del presidente Juan Manuel Santos acerca de que grandes extensiones agrícolas supuestamente en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia- Ejército del Pueblo (FARC-EP) se las arrebataron al Estado.

A través de un comunicado leído este sábado por el delegado de la guerrilla en la mesa de negociaciones de La Habana, Ricardo Téllez, las FARC-EP reiteraron la oferta de conformar una comisión de alto nivel que, en Colombia «y en  condiciones de seguridad», verifique la situación real de esos predios que, según las afirmaciones gubernamentales, mantiene la insurgencia.

Recalcaron además, la necesidad de convocar a «todas las posibles víctimas para atender sus casos y precisar responsabilidades» pero también a «los desterrados por el ejército y los grupos paramilitares».

Son diez propuestas las que se ponen a consideración pues, según afirma la insurgencia, el país no cuenta con un sistema de información catastral actualizado que permita definir, con plena certeza, la situación de los derechos de propiedad sobre la tierra y sus usos.

Las medidas incluirían la creación de un sistema integral de información, la realización de censos especiales de los territorios campesinos, de los interétnicos e interculturales, y de latifundios y de grandes propiedades de la tierra. Además sugieren la actualización censal de los territorios indígenas y afrodescendientes.

Esto serviría para definir una tributación equitativa y progresiva. También se propone la compatibilidad del sistema de información catastral con el sistema de registro; y la observación internacional y la participación de las comunidades rurales.

Datos ofrecidos por la insurgencia afirman que según un Informe de Desarrollo Humano de 2011; de los predios registrados en todo el país, el 44,3 por ciento están desactualizados y el 2,0 por ciento no estaban registrados en algún censo anterior.

Tal y como sucede cada mañana a su llegada al Palacio de Convenciones, el jefe del grupo gubernamental, Humberto de la Calle, no ofreció declaraciones a la prensa; pero —a diferencia de lo habitual— tampoco este sábado estuvo presente uno de los principales líderes de la insurgencia, Iván Márquez.

En consonancia con declaraciones formuladas el viernes por el ministro del Interior colombiano, Fernando Carrillo, en las que acusaba a las FARC-EP de «empantanar el proceso», el presidente Santos también formuló este sábado nuevas advertencias, al afirmar que «si no avanzamos, nos paramos de la mesa».

Respondiendo a la carta abierta que le enviara el viernes el comandante guerrillero Timoleón Jiménez, el mandatario recalcó que «en Colombia, la paz se salva con acuerdos concretos y no con cartas ni con pronunciamientos».

«Las reglas de juego son muy claras, acá no hay tregua de ninguna naturaleza, ni verbal, ni armada, ni nada. Esas son las condiciones que pusimos desde un principio», sostuvo el Presidente de Colombia en clara alusión a la propuesta lanzada en varias ocasiones por las FARC-EP para pactar un cese al fuego bilateral mientras dure el diálogo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.