Reprimen marcha pacífica de cafeteros colombianos - Internacionales

Reprimen marcha pacífica de cafeteros colombianos

Policías de la Fuerza Pública colombiana reprimieron con bombas lacrimógenas y de aturdimiento una marcha pacífica. El sector demanda medidas que garanticen su subsistencia y la seguridad agraria del país

Autor:

Juventud Rebelde

BOGOTÁ, febrero 26.—  Policías de la Fuerza Pública colombiana reprimieron con bombas lacrimógenas y de aturdimiento una marcha pacífica en Ibagué, capital del departamento de Tolima, en la que se registraron tres personas heridas y varias intoxicadas.

La protesta la protagonizan desde este lunes trabajadores cafeteros en la mayoría de las localidades productoras, para exigir al Gobierno que solucione sus peticiones de precios justos, control de precios de los abonos e insecticidas, deudas bancarias y prohibición de desarrollar la minería a gran escala en las zonas de agricultura, reportó Telesur.

La manifestación fue convocada la semana pasada en reclamo de mayor apoyo estatal a las  560 000 familias cultivadoras y recolectoras de café, el tercer producto de exportación de Colombia.

El sector demanda medidas que garanticen su subsistencia y la seguridad agraria del país. Los cultivadores enfrentan la peor crisis de las últimas décadas, pues el valor de las exportaciones cayó del 50 por ciento a mediados de los 80, a menos del cuatro por ciento en la actualidad.

El presidente Juan Manuel Santos dijo reconocer las dificultades, pero calificó de «inconveniente, injusto e innecesario» el paro, ya que —según afirma— el rubro ha registrado un crecimiento respecto al año pasado.

«Las cifras en enero muestran un crecimiento del 64 por ciento, frente al mismo mes del año pasado, lo que nos dice que la caficultura está creciendo. Estamos orgullosos de nuestras instituciones cafeteras. Muchos de los que promueven este paro, buscan acabar con la federación y esto es un grave error», sentenció el mandatario colombiano.

Santos anunció que a «todos los cafeteros con créditos que vencen en este año, no se les cobrará un peso en capital e intereses. Buscamos habilitar vías para aprovechar sus espacios y cafetales y que mejoren su producción y la caficultura sea sostenible, competitiva, donde les sean garantizados sus ingresos».

No obstante, los manifestantes exigen que, desde el Gobierno, se desarrollen políticas económicas al servicio del pueblo y no a los intereses de las multinacionales.

En 2012, el precio interno bajó 40 por ciento y la cotización internacional descendió 33 por ciento durante el último lustro.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.