Protesta en Afganistán contra militares estadounidenses

Las fuerzas ocupantes y la policía afgana son blanco de ataques de los talibanes en un país que está muy lejos de la prometida estabilidad

Autor:

Juventud Rebelde

KABUL, febrero 27.— Unos 500 afganos marcharon este miércoles por la capital de la provincia de Wardak para exigir la retirada inmediata de los militares estadounidenses que, según denuncias, torturaron y asesinaron civiles inocentes, reportó PL.

Los manifestantes portaban carteles, en los cuales se leía: «Muerte para las fuerzas especiales (estadounidenses)», «Muerte para América» y «Muerte para Obama», describió la agencia digital Khaama Press.

Si desestiman nuestras demandas de que se vayan los soldados estadounidenses de Wardak y cesen los desmanes, nos uniremos al movimiento insurgente del Talibán para enfrentar los abusos y violaciones de los militares estadounidenses, expresaron algunos de los participantes en la protesta.

En medio de una ola de ataques contra los ocupantes y la policía afgana, el país centroasiático está muy lejos de  la prometida estabilidad.

También este miércoles un talibán infiltrado en la policía drogó a 17 agentes del programa de Policía Local Afgana, «llamó a los talibanes y juntos los mataron a tiros», explicó el jefe de la policía de investigación de Ghazni, Mohamad Hassan.

Según Reuters, estos ataques internos o contra las fuerzas de intervención han minado la confianza entre la coalición aliada y las fuerzas afganas que están bajo fuerte presión para contener a la insurgencia talibán antes de que los ocupantes, encabezados por EE.UU., abandonen el país para finales de 2014.

Los talibanes asumieron el atentado en un mensaje de texto firmado por el portavoz Zabihullah Mujahid.

El programa de Policía Local Afgana ha sido diseñado por Estados Unidos para reclutar a locales como miembros de las fuerzas de seguridad en las áreas en que viven. Esta fuerza se ha visto acorralada por acusaciones de abusos y corrupción generalizada.

En septiembre, Estados Unidos suspendió la formación de nuevos reclutas tras una oleada de ataques de agentes infiltrados contra soldados extranjeros, los también llamados «ataques verde contra azul», por los colores de los respectivos uniformes.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.