De Cuba un abrazo solidario al pueblo venezolano

Canciller cubano resalta fortalecimiento de los procesos de integración en la región, que tienen en el ALBA un especial espacio de solidaridad y desarrollo

Autor:

René Tamayo León

CARACAS.— «He venido a traer un abrazo solidario de Raúl, Fidel y Cuba al presidente Hugo Chávez, que lucha con valentía por la recuperación de su salud, y a quien tanto quiere el pueblo cubano», señaló el canciller antillano, Bruno Rodríguez Parrilla, en un encuentro con la prensa cubana.

El Ministro de Relaciones Exteriores preside la delegación isleña a la X Reunión del Consejo Político de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP).

Chávez es un líder excepcional y el pueblo venezolano sigue obteniendo grandes resultados en su camino soberano; es un pueblo que ha alcanzado importantísimos éxitos hacia el desarrollo, que se defiende de las maniobras contra el país, subrayó.

En momentos en que se trata de desestabilizar a la Revolución Bolivariana y perturbar la tranquilidad del pueblo venezolano, está nuestra solidaridad incondicional, señaló Rodríguez Parrilla.

Al referirse a la trascendencia del encuentro del Consejo Político del ALBA-TCP, consideró que era una reunión oportuna y necesaria para revisar una serie de asuntos y acontecimientos, en especial después de la recién celebrada cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), en la que Cuba asumió la presidencia pro témpore del organismo integracionista, compuesto por los 33 países de la región.

Señaló, que habían discutido temas económicos centrados en el desarrollo de nuestros pueblos. El ALBA, dijo, tiene una proyección que rebasa a sus miembros, como es el caso de PETROCARIBE —bloque energético del cual se benefician casi una veintena de naciones del Caribe, Centroamérica y América del Sur.

«El ALBA es una oportunidad viable; un modelo de concertación política y económica en beneficio de nuestros pueblos que está sobre cimientos sólidos, y avanza».

A propósito, destacó la entrada de Nicaragua al Sistema Unitario de Compensación Regional (Sucre), un intercambio a través de una moneda virtual entre los países del ALBA.

Nicaragua efectuó, en ceremonia compartida entre Managua y Caracas, la primera operación con el Sucre, consistente en la exportación a Venezuela de 500 toneladas de frijoles negros, valoradas en más de 500 000 sucres (alrededor de 600 000 dólares).

El Sucre es una demostración de que avanzamos «con independencia, en medio de un orden económico internacional tan injusto e inequitativo», señaló Bruno.

«Nos complace. Es un acontecimiento trascendental de esa Nicaragua siempre solidaria con Cuba, con todos, que avanza, que ha obtenido importantes victorias electorales, no solo presidenciales sino también municipales; que se desarrolla».

El imperialismo sigue al acecho

El Canciller cubano también informó que en la reunión del Consejo del ALBA-TCP se abordaron temas políticos, como los exitosos procesos electorales en Ecuador y Cuba.

Respecto a los comicios presidenciales de los últimos meses en Latinoamérica, señaló el gran reconocimiento que se le está dando al derecho de los pueblos a decidir sus destinos.

«La democracia tiene que ser participativa, real, con elecciones, limpias, sin gastos enormes de recursos».

Sobre Ecuador, alertó que la Revolución Ciudadana no solo está enfrentando la agresión de los medios oligárquicos de comunicación, sino también la de las transnacionales.

Denunció el caso de la estadounidense Chevron, objeto de decisiones soberanas de Quito, y que ahora ataca al Gobierno «por defender no solo sus recursos naturales, sino al medio ambiente y los derechos de los pueblos originarios».

Resaltó, además, los pronunciamientos de los cancilleres y jefes de delegaciones de los ocho países miembros del ALBA-TCP en relación con el derecho soberano de Bolivia a una salida al mar, proceso que debe transcurrir a través del diálogo, dijo.

Sobre la permanencia de planes desestabilizadores contra la región y sus procesos integracionistas, Rodríguez Parrilla reflexionó que el imperialismo no ha renunciado a sus intenciones de dominación.

No ha deshecho sus planes de golpes de Estado violentos, como el intento castrense contra Venezuela en abril de 2002 y el sabotaje petrolero entre diciembre de 2002 y febrero de 2003. Tampoco ha renunciado a las asonadas disfrazadas, aparentemente institucionales, remarcó.

«El ALBA no tolerará ni el regreso de las dictaduras militares, ni que se intente desestabilizar a nuestros países por otros medios», alertó el Canciller cubano.

Venezuela adentro

El día a día del pueblo venezolano también fue marcado este jueves por la presentación ante el parlamento nacional de la Memoria y Cuenta del Ejecutivo Nacional, a cargo del vicepresidente ejecutivo, Nicolás Maduro, quien afirmó que el 2012 fue el «año de consolidación de la Patria en el marco de una batalla simultánea por la vida, la democracia y el desarrollo integral, bajo la conducción del presidente Hugo Chávez.

«Año victorioso y positivo para el país», sentenció.

Entre los logros resaltados por Maduro se cuentan: el dinamismo de la economía nacional, el desarrollo de las misiones sociales, y el fortalecimiento del liderazgo político. 2012 fue de grandes retos para todos, «en especial para ese ser humano que es Hugo Chávez», quien debió afrontar en el pasado año duras pruebas médicas, recordó Nicolás Maduro.

Chávez —dijo— nunca ha abandonado sus responsabilidades fundamentales: la construcción del Proyecto Nacional de liberación, señaló el Vicepresidente Ejecutivo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.