Intentos desestabilizadores de la derecha mundial - Internacionales

Intentos desestabilizadores de la derecha mundial

El ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación venezolano, Jorge Arreaza, desmintió las matrices de opinión generadas en las últimas semanas para provocar zozobra e inquietud, utilizando como base supuestos pesimistas sobre la enfermedad del Presidente Chávez

Autor:

René Tamayo León

CARACAS.— «El Comandante Chávez está batallando; le está echando pichón; está en el Hospital Militar de lo más tranquilo, con sus médicos, con su familia», informó al mediodía de este viernes el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación, Jorge Arreaza, a través de los medios públicos de prensa.

Desmintió las matrices de opinión generadas en las últimas semanas para provocar zozobra e inquietud, utilizando como base supuestos pesimistas sobre la enfermedad del estadista.

Arreaza denunció que contra Venezuela se ha desatado «una guerra psicológica para confundir al pueblo».

«Que sepa la burguesía que el pueblo está quieto, pero que no nos provoquen, porque el día que sea necesario el pueblo hará lo que tenga que hacer para preservar sus derechos, para preservar la Revolución Bolivariana», añadió Arreaza.

Como se puede verificar cada día, sin dudas los medios hegemónicos de comunicación —locales y transnacionales— y las redes sociales se están empleando a fondo para provocar una crisis ficticia en la nación sudamericana.

Es una estrategia que a todas luces es organizada, planificada y financiada por los centros de poder mundial, tanto oficiales como por grupos «autónomos» entrenados en tácticas de desestabilización y desinformación.

Unidad frente a las campañas

El vicepresidente ejecutivo, Nicolás Maduro, también salió al paso a las actuales maniobras, y orientó que «frente a la campaña de rumores e inestabilidad, demostremos unidad».

«Hugo Chávez es el paciente más acosado en la historia del país», denunció. «Rodilla en tierra frente a los rumores», exhortó Maduro durante actividades con el sector estudiantil.

En un mensaje público a Chávez, su Vicepresidente Ejecutivo le pidió que siguiera atendiendo su salud. Tenemos un «pueblo para apoyarlo y sabrá seguir desarrollando el plan de la Patria», dijo.

Respecto al curso médico que sigue el estadista, Maduro reiteró que todos los tratamientos que sigue «son de cuidado. Hay que ir poco a poco. Hay que respetar al ser humano que está sometiéndose a los tratamientos», enfatizó.

En el día de ayer, ante el reforzamiento de las campañas mediáticas contra la Revolución Bolivariana, también el ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas, se pronunció: «dejen quieto al pueblo venezolano», alertó.

«El pueblo tiene derecho a continuar construyendo patria en medio de un clima de tranquilidad, de entusiasmo, solidaridad y amor con el Comandante Chávez».

Juventud chavista

Ante las acciones de pequeños grupos de alumnos y otros individuos —que según el Gobierno venezolano están siendo financiados desde el exterior— para generar sensación de graves protestas y represión, los estudiantes bolivarianos han ratificado su apoyo a la Revolución y a su líder.

Los jóvenes venezolanos, según las encuestas, son mayoritariamente bolivarianos y tienen en gran estima al Jefe de Estado. Desde Miranda, el estado donde se concentran las principales manifestaciones de estos grupos, líderes estudiantiles calificaron como vandálicas las maniobras de la ultrarreaccionaria Juventud Activa Venezuela Unida (JAVU).

De esta agrupación, precisamente, es parte el individuo que durante las recientes agresiones a la Embajada cubana aquí intentó arrebatarle el marcapasos a un anciano que los criticó por su actitud, la cual calificó de fascista.

Los estudiantes denunciaron que JAVU es parte de un complot para incitar a la violencia. Día a día JAVU —explicaron— «se contradice más. En principio, se encadenó ante la Embajada de Cuba porque no sabía nada del presidente Hugo Chávez y querían su regreso. Luego que (el Presidente) retornara al país, utilizó otras medidas de desestabilización, por lo cual pensamos que tiene un plan estructurado para tratar de buscar un punto de conflicto dentro del país».

La denuncia contra los grupos ultraderechistas fue realizada por dirigentes de la sede de Los Teques —capital del estado de Miranda— de la Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez, el Instituto Universitario de Tecnología Francisco Rivero Palacios, el Colegio Universitario de Los Teques, la Universidad Nacional Experimental Politécnica de la Fuerza Armada Nacional y la Universidad Bolivariana de Venezuela.

Al resaltar las políticas masivas y de inclusión de la Revolución Bolivariana a favor de la juventud venezolana y los estudiantes, y en una alerta de que las nuevas generaciones bolivarianas no se quedarán de brazos cruzados, los líderes estudiantiles instaron a JAVU a detenerse ya, pues «recibirán la respuesta de los jóvenes socialistas».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.