Así lo haría el Comandante bolivariano - Internacionales

Así lo haría el Comandante bolivariano

Nicolás Maduro juró en el Parlamento y ante Chávez como Presidente Encargado. Tomó juramento como vicepresidente ejecutivo a Jorge Arreaza y llamó al Consejo Electoral a convocar las elecciones

Autor:

Juventud Rebelde

Como establece la Constitución venezolana en su artículo 233, la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, en sesión especial, juramentó a Nicolás Maduro, como Presidente Encargado del país, quien se comprometió a hacer cumplir la Carta Magna y a defender la libertad conquistada, y a ser absolutamente leal al legado del Comandante Chávez.

Con todos los atributos del cargo recién juramentado, Maduro se colocó otra vez ante al féretro del líder de la Revolución Bolivariana para otro juramento, esta vez junto al pueblo reunido para honrarlo. Con las manos en alto los congregados repitieron:

«Juramos desde nuestros corazones de patriotas que seremos leales a Chávez y haremos valer sus palabras y órdenes y seremos fieles a su legado político…».

El Presidente Encargado, el alto mando político y militar y los venezolanos se comprometieron a convertirse en protectores de los pobres y en trabajar para consolidar la paz.

También ante Chávez, Maduro invistió a Jorge Arreaza, designado previamente como Vicepresidente Ejecutivo para que de manera inmediata asumiera sus nuevas funciones. Arreaza juró continuar la lucha que iniciara Chávez.

La ceremonia de asunción presidencial había comenzado en el hemiciclo protocolar de la Asamblea Nacional, donde Diosdado Cabello, presidente del Parlamento Bolivariano, tomó juramento al Presidente Encargado Nicolás Maduro, como lo postula la Constitución.

Para acallar las manipulaciones de la oposición sobre la supuesta interpretación errónea de la Ley Fundamental, que aprobada democráticamente por el pueblo en 1999, Diosdado Cabello, comenzó por leer el artículo 233 de la Carta Magna que ampara y da legalidad a la acción ejecutada este 8 de marzo.

«Este país decidió ser libre y no caerá en provocaciones de ninguna facción (…) Algunos le dan importancia a la Constitución solo cuando les conviene», apuntó.

«Lo estamos haciendo hoy porque así lo haría Chávez», continuó.

Nicolás Maduro juró —en nombre de la memoria heroica de los pueblos indígenas, de los libertadores, de los niños y las niñas venezolanos, los soldados de la Patria, obreros y campesinos, y en nombre de la lealtad más absoluta a Chávez— que «Venezuela seguirá la ruta del socialismo y del comandante Chávez».

De acuerdo con el ceremonial, el Presidente de la Asamblea Nacional colocó la banda tricolor con el escudo de la nación y le entregó el gran collar de El Libertador, atributos de la alta encomienda.

Un abrazo apretado selló ese vínculo estrecho entre el Poder Ejecutivo y el Legislativo, símbolo de la unidad que facciones de dentro y fuera del país quieren destruir.

Diputados e invitados que asistieron a la sesión especial de la Asamblea cantaron el Himno del Bravo Pueblo y, como quedó recogido en acta, estuvieron presentes los cinco poderes de la nación: Ejecutivo, Legislativo, Judicial, Ciudadano y Popular.

«Perdonen nuestro dolor y nuestras lágrimas. Esta banda le pertenece a Hugo Chávez», fueron las primeras palabras de Nicolás Maduro, quien otra vez, haciendo esfuerzos supremos para contener el dolor, recordó la misión que les había dado el líder bolivariano cuando con su «intuición certera» previó su trágico desenlace.

Maduro dejó claro que nunca aspiró a cargo alguno y se calificó como un militante de la causa de Chávez.

«No estoy aquí porque represente a grupos económicos o de oligarquía, ni del imperialismo norteamericano. La dirección político militar de la Revolución está aquí para garantizar la paz, la voluntad de nuestro pueblo, para que la Revolución de los pobres de Venezuela continúe su rumbo socialista. Estamos aquí cumpliendo la orden del Comandante en Jefe, una orden constitucional y no pueden quedar dudas de eso», sentenció.

El discípulo del líder bolivariano destacó en su discurso la necesidad de consolidar la unidad latinoamericana para que entre otras prioridades no haya bases militares gringas en la región y tengamos fuerzas armadas poderosas para defender la soberanía regional.

Asimismo, Maduro agradeció la presencia del presidente de Ecuador, Rafael Correa, de los ex presidentes de Paraguay y Honduras, Fernando Lugo y Manuel Zelaya, respectivamente, la ex senadora colombiana Piedad Córdoba, y de representantes de distintos Gobiernos que asistieron a la ceremonia.

Aseguró que Chávez tenía el mérito de construir la Revolución Bolivariana, que definió como una «nueva narrativa ideológica que está en plena construcción, que estamos alimentando y retroalimentando constantemente».

Por último, llamó al Consejo Electoral a convocar elecciones cuanto antes para que el pueblo decida quién será su presidente o presidenta.

«Nosotros estamos listos», dijo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.