«No soy Chávez, pero soy (somos) su hijo» - Internacionales

«No soy Chávez, pero soy (somos) su hijo»

El centro de Caracas se abarrotó en respaldo a la postulación de Nicolás Maduro para las elecciones presidenciales del 14 de abril. Agradecimiento a Cuba. Restos del Líder Bolivariano serán trasladados el viernes hacia el Cuartel 4 de Febrero

Autor:

René Tamayo León

CARACAS.— «Vengo a hacer un compromiso de vida con nuestro pueblo», señaló Nicolás Maduro ante las autoridades del Consejo Nacional Electoral (CNE), al inscribir su candidatura para las elecciones presidenciales del próximo 14 de abril.

El sábado 8 de diciembre de 2012, antes de partir hacia Cuba para someterse a un nuevo tratamiento médico, el Comandante Presidente Hugo Chávez orientó que de presentarse alguna situación que obligara a nuevas elecciones presidenciales, el candidato de la Revolución debía ser Nicolás Maduro.

Entonces dijo: «Chávez es un gran colectivo», «Chávez es el corazón del pueblo». Siguiendo su mandato, este lunes decenas de miles de venezolanos se congregaron, en cumplimiento de su orden, en los alrededores del CNE, para acompañar al actual Presidente Encargado en su postulación electoral.

Durante la formalización, Maduro reiteró que él no es Chávez, pero «sí su hijo», y lo hago —explicó— con la responsabilidad de continuar la Revolución Bolivariana.

Según establecen los trámites, presentó como plan de gobierno para el período 2013-2019, el Programa de la Patria, el mismo que el 11 de julio de 2012 —hace exactamente nueve meses— depositó Chávez ante el CNE.

Al reiterar sus denuncias de las maniobras de la derecha para provocar al pueblo y generar violencia, y así desacreditar los comicios del 14 de abril, expuso que el venezolano «está llamado a ser el pueblo de la paz, de la democracia, de la convivencia y de la prosperidad».

Como en su época juvenil, cuando era trabajador del Metrobús de Caracas, Maduro llegó al CNE conduciendo un autobús.

De inmediato, las masas, ironizando sobre el eslogan del «autobús del progreso» —que el candidato perdedor Henrique Capriles Radonski utilizó durante su campaña para los comicios del 7 de octubre— crearon la frase: «Ellos ponen el autobús, y nosotros al conductor, y la ruta: el socialismo»

La postulación de Maduro fue presentada por 12 organismos políticos, encabezados por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Lo acompañan, además, el resto de los integrados en el Gran Polo Patriótico (GPP): Partido Comunista de Venezuela (PCV), Patria Para Todos (PPT), Respuesta de Cambios Comunitarios (Redes), Movimiento Electoral del Pueblo (MEP), Tupamaros, Podemos, Nuevo Camino Revolucionario, Unión Patriótica Venezolana (UPV), Independientes por la Comunidad Nacional, Partido Revolucionario de los Trabajadores y Organización Corrientes Revolucionarias.

De conjunto, el GPP agrupa la mayoría de los ciudadanos con una vida política activa y militante. Solo el PSUV tiene más de siete millones de miembros.

Al dirigirse al CNE, Maduro expresó: «Hace nueve meses vinimos todos a acompañar la fuerza de un hombre que dio su vida, que entregó todos los momentos de su felicidad, que entregó lo único que tenía: su salud, para proteger y redimir a los pobres, para hacer patria con las banderas de Bolívar».

En Asamblea Popular

Tras su inscripción en el CNE, Maduro se reunió con las masas en la aledaña plaza Diego Ibarra, donde empezaron a concentrarse desde la madrugada de este lunes. Ya al mediodía estaba atestada de gente. Esta vez se reunió tanto o más pueblo que el 11 de junio, cuando el Comandante Presidente cumplía igual gestión.

Más que un acto proselitista, el encuentro fue una asamblea popular donde se ratificó como guía para el próximo sexenio el Plan de la Patria, con sus cinco objetivos históricos y las decenas de tareas a cumplir en el período.

En el inicio de su discurso, Maduro agradeció a Cuba por todo el apoyo brindado. «Nuestro aplauso, nuestro saludo, nuestro agradecimiento por todo el acompañamiento que Fidel, Raúl y el pueblo de Cuba le dieron a nuestro Comandante hasta el último segundo de su existencia en esta tierra».

Expuso que el pueblo venezolano no le fallará al presidente Hugo Chávez. El 14 de abril, la victoria será de él, afirmó.

Bautizó ese día como Domingo de Resurrección, en referencia a que en esa misma fecha, pero de 2002, Chávez regresaba al Palacio de Miraflores, luego de que el pueblo derrotara, el 13 de abril, el golpe de Estado de la oligarquía local con el beneplácito del imperialismo norteamericano.

El Presidente Encargado también llamó a alcanzar el triunfo con diez millones de votos. «“Por Chávez son diez, son diez millones, son diez” —rememoró el lema que se sostenía para el 7 de octubre. (Esa) es una tarea pendiente que nos quedó en el corazón», dijo.

«Aquellos compañeros compatriotas que aman la patria y que algún día como el 7 de octubre no le entregaron su voto al Comandante Chávez, yo los invitó —por nuestros nietos, nietas, hijos y en honor a Chávez— a que no fallen el 14 de abril».

Durante la Asamblea Popular en la plaza Diego Ibarra, aledaña al Consejo Nacional Electoral, también se anunció el equipo que dirigirá la campaña electoral de la Revolución.

El Comando de Campaña Carabobo, que se ocupó de esas tareas para el 7 de octubre, fue rebautizado como Comando de Campaña Hugo Chávez. Luego de presentar a los jefes y miembros de las diferentes áreas de trabajo, Maduro consagró al Comando, cuyos integrantes, junto al pueblo, juraron trabajar para ganar por amplia mayoría el próximo evento comicial.

La presentación en el acto de masas de Nicolás Maduro como candidato de la Revolución estuvo a cargo del veterano periodista y político José Vicente Rangel, quien afirmó que el 14 de abril el pueblo va a «derrotar al canalla definitivamente», en referencia a Henrique Capriles Radonski.

Al repudiar las palabras de este el domingo —cuando anunció su candidatura a los comicios en representación de la derechista Mesa de la Unidad Democrática—, señaló que Capriles «tuvo la intervención más desacertada que puede tener un dirigente político».

«Solo un canalla puede meterse con la familia del Presidente», dijo. «Eso realmente no es un dirigente político; carece de altura, de dignidad, de cultura, de respeto por el pueblo».

Como «canallada sin límites» calificó Rangel la intervención del llamado majunche (despectivo popular), quien ofendió la dignidad de Hugo Chávez, su familia, el Gobierno, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y el pueblo venezolano.

«Vamos a derrotar esa infamia, vamos a sepultarlo definitivamente. Ya nosotros lo hicimos el 11 de abril (2002), en el paro petrolero, en las guarimbas (acciones violentas); porque son los mismos, idénticos, los que vienen otra vez buscando desalojar del poder al pueblo», denunció José Vicente Rangel.

Chávez para su puesto de mando

Miles de venezolanos y ciudadanos de otros países del mundo continúan rindiendo tributo al Líder de la Revolución Bolivariana en la Capilla Ardiente establecida desde el miércoles en el Salón de Honor de la Academia Militar Nacional, en Fuerte Tiuna. Suman millones los que han acudido a darle un adiós.

Este lunes concluyó el duelo nacional de siete días, pero el pueblo podrá acudir al recinto hasta el jueves en la noche.

El viernes, el Comandante Presidente será trasladado hacia el Cuartel 4 de Febrero, el antiguo Museo Militar desde donde el 4 de febrero de 1992 dirigió la rebelión cívico-militar que dio inicio al proceso liberador, definitivo, de Venezuela, y que cristalizó el 6 de diciembre de 1998, cuando fue elegido por primera vez como Jefe de Estado.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.