Madre culpa a policía de Estados Unidos por el asesinato de su hijo

Aunque las autoridades aseguran que el joven portaba una pistola calibre 38, dos testigos presenciales afirmaron que este no estaba armado cuando lo interceptaron y balearon el pasado sábado en el barrio neoyorquino de Brooklyn

Autor:

Juventud Rebelde

WASHINGTON, marzo 14.— La madre del adolescente Kimani Gray, muerto por disparos de policías el sábado último en el barrio neoyorquino de Brooklyn, acusó a ese cuerpo de asesinar a su hijo.

Carol Gray declaró a medios de prensa que el adolescente negro fue asesinado frente a la casa de su mejor amigo, luego de ir a una fiesta de cumpleaños, aunque los agentes del orden alegan que tenía una pistola cuando fue interceptado y baleado, reportó PL.

La madre de Kimani dijo no creer que él le haya apuntado a los policías cuando fue interceptado durante la noche del sábado.

Hasta el momento 46 personas fueron arrestadas durante la tercera vigilia en protesta por la ejecución del joven de 16 años, quien según los resultados de la autopsia recibió siete disparos, tres de ellos por la espalda.

Durante la primera vigilia, celebrada el lunes por la noche, se registraron algunos incidentes violentos y ataques contra comercios de la zona.

El argumento de la policía de Nueva York sostiene que dos agentes vestidos de civil trataron de detener a Gray, después de que se alejó de un grupo de amigos con los que conversaba en la calle.

Aunque las autoridades plantean que el joven portaba una pistola calibre 38 comprada en Florida, dos testigos presenciales aseguran que no estaba armado y que este antes de ser baleado gritó que no lo mataran.

Las pesquisas realizadas en el lugar indican que los agentes dispararon 11 tiros, siete de los cuales impactaron en la anatomía de la víctima.

Brooklyn es el distrito más grande de Nueva York, con 2 560 000 habitantes, una gran parte afroestadounidenses, en especial el área de East Flatbush, una de las zonas más conflictivas de la ciudad, donde la policía realiza a menudo violentas operaciones.

En 2012 ese barrio fue centro de disturbios cuando un joven de 23 años murió a manos de un detective de la división de narcóticos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.