Primer ministro chino precisa principales tareas de su Gobierno

Mantener el crecimiento económico, mejorar el bienestar de la población y salvaguardar la justicia social, junto con el enfrentamiento a los problemas de contaminación y seguridad alimentaria son las principales tareas del nuevo gobierno chino

Autor:

Juventud Rebelde

Las principales tareas del nuevo gobierno chino comprenden mantener el crecimiento económico, mejorar el bienestar de la población y salvaguardar la justicia social, junto con el enfrentamiento a los problemas de contaminación y seguridad alimentaria, afirmó este domingo Li Kegiang, informa PL.

Estos fueron los puntos principales establecidos por el primer ministro Li en conferencia de prensa en un colmado salón del Gran Palacio del Pueblo donde no había una posición desocupada y muchos periodistas se quedaron sin poder formular sus preguntas porque el tiempo no alcanzó.

Informal, con constantes intercambios con los periodistas que le preguntaron, a veces sobre temas nada agradables que no le hicieron perder la sonrisa y el buen talante, el nuevo premier esbozó las principales tareas, dificultades y anhelos del gobierno que encabeza.

Li, de 57 años e integrante del Comité Permanente del Buró Político del Partido Comunista de China, expresó que el gobierno de Beijing necesita aumentar la atención a los más necesitados para prevenir que ellos desafíen a la sociedad.

El gobierno tiene que asegurar el derecho de las personas a la existencia y su dignidad humana, precisó el dirigente.

Luego de presentar a quienes le acompañarán como vice primeros ministros -Zhang Gaoli, Liu Yandong (la única mujer), Wang Yang y Ma Kai- Li dijo que el Gobierno venerará las leyes y respetará al pueblo. Haremos las cosas para beneficiar a toda la nación y construir un país fuerte y próspero, agregó.

Otro aspecto abordado fue el de la disminución del protagonismo del estado en la actividad económica y empresarial del país, cuando anunció que en los próximos cinco años se reducirá al menos en un tercio las mil 700 aprobaciones administrativas a cargo del gobierno.

La reforma de la eficiencia de las funciones gubernamentales comenzará por el sistema de aprobación administrativa, que en su opinión ha afectado la eficacia y podría causar corrupción.

El premier admitió que esos cambios reducirán el poder gubernamental, son «una revolución autoimpuesta», dolorosos y requerirán sacrificios reales.

No obstante, agregó, como la reforma es una necesidad del desarrollo y el desarrollo es una necesidad del pueblo, estamos determinados a hacer ese sacrificio.

En otra vertiente, Li dijo estar dispuesto a aceptar la supervisión de la sociedad y de los medios de prensa sobre la limpieza del gobierno, y subrayó que cuando se acepta una oficina pública desaparece cualquier expectativa de riquezas.

La corrupción, agregó, es incompatible con la reputación del gobierno.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.