Investido ya papa Francisco - Internacionales

Investido ya papa Francisco

Durante su homilía llamó a todos los que ocupan puestos de responsabilidad política, económica y social a evitar que la destrucción y la muerte se impongan en el mundo

Autor:

Juventud Rebelde

EL VATICANO, marzo 19.– El papa Francisco expresó este martes, durante su homilía en la Misa de Inicio del Ministerio Petrino del Obispo de Roma, que el «verdadero poder» de un papa es el «servicio humilde», dirigido a «los más pobres, los más débiles, los más pequeños, el hambriento, el sediento, el forastero, el desnudo, el enfermo y el encarcelado».

El nuevo pontífice fue investido con los símbolos de su pontificado durante una ceremonia religiosa celebrada ante unas 130 delegaciones y decenas de miles de fieles que abarrotaron la Plaza de San Pedro en El Vaticano, reporta Prensa Latina.

De origen argentino, Francisco se convirtió en el papa número 266 y es el primer latinoamericano en ascender a lo máximo de la jerarquía de la iglesia católica, una religión muy difundida en esa área donde viven cerca del 40 por ciento del total de creyentes.

En la Plaza de San Pedro, donde se celebró la misa inaugural, la multitud portaba banderas de muchos países, sobre todo de América Latina, y lucía carteles con saludos en español al prelado.

Durante su homilía, Francisco llamó a todos los que ocupan puestos de responsabilidad política, económica y social a evitar que la destrucción y la muerte se impongan en el mundo.

Recordó que en todas las épocas de la historia ha habido quienes traman planes de destrucción y desfiguran el rostro de la humanidad.

El Sumo Pontífice advirtió que la custodia del medio ambiente, de la naturaleza y de los más débiles y pequeños es una responsabilidad compartida por todos los hombres y mujeres.

Agregó, asimismo, que «el verdadero poder es el servicio y también el Papa, para ejercer ese poder, debe entrar cada vez más en ese servicio».

Francisco sucedió en esa responsabilidad eclesiástica a Benedicto XVI, quien de manera sorpresiva renunció al cargo el 11 de febrero tras ocho años al frente del catolicismo, una decisión cuyos anteriores precedentes databan de Gregorio XII, en 1415, y Celestino V, en 1294.

Tras la ceremonia de investidura, el nuevo pontífice recibió a los jefes de Estado y de Gobierno y las delegaciones que asistieron al acto.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.