Presidente sudanés descarta presentarse en elecciones de 2015

Al-Bashir critica a EE.UU. por no levantar las sanciones económicas contra Sudán ni quitar a la nación africana de la manipuladora lista de Estados patrocinadores del terrorismo, y asegura que Jartum no normalizará sus relaciones con Israel, cuyo Gobierno financia a grupos rebeldes

Autor:

Juventud Rebelde

JARTUM, marzo 20.—El presidente sudanés, Omar Hassan al-Bashir, negó este miércoles su participación como candidato del gobernante partido Congreso Nacional en las próximas elecciones de 2015.

La población sudanesa necesita un nuevo impulso para continuar su desarrollo, aseguró al-Bashir, cuyo gobierno ha enfrentado la doble amenaza de guerrillas internas y eventuales choques con el vecino Sudán del Sur tras la independencia de ese estado en 2011.

El Jefe de Estado, con 25 años en el cargo, declaró a los principales medios locales que para él ya «es más que suficiente en las actuales circunstancias en que se encuentra Sudán», citó PL.

El Presidente sudanés aseguró que el gobernante Congreso Nacional mantiene en la actualidad consultas para presentar a un candidato para los próximos comicios presidenciales, según EFE.

Aludió al despegue económico que puede significar para el país el cumplimiento de recientes acuerdos suscritos por Jartum y Juba para aliviar sus tensiones y repartir entre ambos los ingresos por exportaciones petroleras.

Al-Bashir subrayó que, junto a esos beneficios financieros, fijados en un pago a Sudán de 9,48 dólares por cada barril vendido por Sudán del Sur, los dos nos favoreceremos con «la paz y la estabilidad que garantizarán esos acuerdos», reseñó PL.

Sobre temas internacionales, el Presidente acusó a Israel de continuar el apoyo a la lucha de fuerzas rebeldes contra su Gobierno y reiteró que Jartum no normalizará sus relaciones con Tel Aviv.

El gobernante sudanés desestimó también el mejoramiento de los vínculos con Estados Unidos, país «con el cual tenemos tensas relaciones», afirmó.

Criticó al respecto a Washington por incumplir «con sus promesas de levantar las sanciones económicas contra Sudán» y de retirar al país africano «de la lista de Estados considerados favorecedores del terrorismo».

Tras acceder al poder mediante un golpe de Estado en 1989, Al-Bashir ocupó la Presidencia tres veces, la última de ellas en 2010, un año antes de la separación del ahora vecino estado sursudanés.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.