Holanda retira del mercado 50 000 toneladas de carne sospechosa

La Autoridad de Seguridad Alimentaria Holandesa informó que cerca de 370 empresas europeas y más 130 en los Países Bajos se han visto afectadas por la medida, en tanto se cree la carne sea de caballo, aunque fuese vendida como de ternera

Autor:

Juventud Rebelde

ÁMSTERDAM, abril 11.— Las autoridades holandesas retiraron del mercado europeo unas 50 000 toneladas de carne, vendidas como ternera por dos mayoristas de esta nación, debido a que podría tratarse de carne de caballo.

La Autoridad de Seguridad Alimentaria Holandesa informó que cerca de 370 empresas europeas y más 130 en los Países Bajos se han visto afectadas por la medida. Sin embargo, el ente defiende su decisión porque, de lo contrario, «la seguridad no puede ser garantizada».

El portavoz del organismo, Benno Bruggink, explicó que la orden se aplica a la carne con una fecha de venta recomendada entre principios de 2011 y febrero de 2013, motivo por el cual creen que parte de ella puede haber sido consumida ya.

«Aún no tenemos algún indicio de problemas de salud pública, pero igual como no podemos garantizar el origen de la carne, sencillamente determinamos que no es apta para el consumo humano», aseveró.

El ente alertó a los socios europeos que pueden verse afectados por el problema —entre ellos España, Alemania y Francia— a través del sistema de alerta rápida alimentaria de la Unión Europea (UE), para que tomen las medidas oportunas.

Tras el anuncio, varios políticos holandeses reaccionaron airadamente, entre ellos la líder del Partido de los Animales, Marianne Thieme, quien adelantó que solicitará un debate parlamentario este jueves.

Thieme considero injustificado que el ente alimentario no estuviera al tanto del origen de la carne.

Por otro lado, Sjoera Dikkers, vocera del Partido Laborista holandés, lamentó la situación y llamó a la Autoridad de Seguridad Alimentaria a fiscalizar con mayor rigurosidad este asunto, ya que «los consumidores necesitan saber, siempre, lo que están comiendo».

El anuncio del miércoles es el último de un escándalo de gran alcance que se vive en Europa desde hace un par de meses, vinculado a la venta de carne de caballo mezclada con ternera.

La venta de carne de caballo se detectó por primera vez en comidas congeladas y hamburguesas en el Reino Unido e Irlanda, en enero de 2013, y los rastros han sido encontrados en productos cárnicos de todo el continente.

El pasado nueve de febrero, el Ministro de Economía Social francés, Benoit Hamon, denunció que la carne de caballo era procedente de Rumanía, a pesar de que existían vínculos con empresas francesas, holandesas y chipriotas, además de una fábrica en Luxemburgo.

El Gobierno rumano negó las acusaciones y aseguró que «toda la carne de caballo, proporcionada por empresas rumanas, que se coloca en el mercado de la Unión Europea está marcada correctamente».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.