Presenta FARC-EP últimas propuestas sobre el tema agrario

Abarcan reforma del Estado, transformar el ámbito rural, una nueva fiscalidad y una asamblea nacional constituyente

Autor:

Yailé Balloqui Bonzón

Con la formulación de cuatro nuevas propuestas mínimas para la reforma del Estado y la institucionalidad democrática y participativa, las FARC-EP cerraron este miércoles un compendio de más de cien proposiciones encaminadas a dignificar la vida de las poblaciones rurales colombianas, comunidades —dicen— victimizadas por las políticas económicas y guerreristas que sufre Colombia.

Antes de iniciarse la segunda jornada de este octavo ciclo de diálogo, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), a través de una nueva declaración, expresaron su satisfacción al pueblo colombiano por haber completado las propuestas que sustentan su visión sobre lo que debería ser el desarrollo rural agrario para la democratización y la paz con justicia social en esa nación sudamericana.

Este compendio, apunta el texto leído por Iván Márquez, ha sido construido plasmando en él las iniciativas más sentidas de las organizaciones populares que han participado nutriendo el diálogo con el ejecutivo de Juan Manuel Santos.

La delegación insurgente recalca que solo con una reforma agraria profunda que se imponga al latifundio y a la extranjerización de la tierra «se podrán establecer los cimientos» para la tan anhelada paz.

La cuarteta de propuestas presentada este miércoles implica una reforma y reestructuración del Estado colombiano, lo que conllevaría al fin de las políticas neoliberales y de privatización; la convocatoria a una asamblea constituyente como vía de refrendación popular, además de una reforma fiscal y la institucionalidad para la transformación democrática del campo.

Sobre estos temas trató el martes último el representante gubernamental a esta mesa de conversaciones, Humberto de la Calle, cuando —en una declaración— advirtió que «aquí en La Habana no estamos negociando el modelo económico ni la doctrina militar, entre otros temas planteados por las FARC. Estamos claros en el respeto a la inversión extranjera y la propiedad privada».

No obstante, la insurgencia ha reiterado que, aunque la representación gubernamental insista en no abrir la agenda para estudiar sus propuestas, estas contribuyen a la identificación del campesinado con las mismas y para que conozca a fondo sus derechos ciudadanos, que le han sido negados a lo largo de la historia.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.